Salud

La FAO advierte sobre aumento del hambre en Latinoamérica y el Caribe

La FAO advierte sobre aumento del hambre en Latinoamérica y el Caribe

La región ha dado un paso atrás importante en una lucha que venía ganando.

El número de personas que sufren hambre en América Latina y el Caribe aumentó en 2,4 millones el año pasado, al tiempo que el sobrepeso y la obesidad se convirtieron en un problema de salud pública en toda la región, dice un informe publicado por la FAO y la OPS.

Después de una década celebrando avances en el materia de retroceso de la malnutrición, la región sumó 2,4 millones de nuevas personas que no cuentan con la cantidad suficiente de alimentos para cubrir sus necesidades calóricas básicas, lo que supone un total de 42,5 millones de subnutridos en América Latina, equivalente a un 6,6% de su población total.

El sobrepeso y la obesidad afectan a todos los grupos de edad en hombres y mujeres, y es un problema de salud pública en todos los países de las Américas, señala el Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017.

Si bien el hambre creció en seis países de la región y se redujo en 21, "el número absoluto de personas con hambre ha aumentado", señala la publicación.

El representante regional de la FAO hizo hincapié en la situación de Venezuela, donde la desnutrición pasó del 9.1 por ciento en el trienio 2013-2015 al 13 por ciento en los años 2014-2016 debido a la inestabilidad política y social, que se ha traducido en un desabastecimiento de alimentos y el incremento de la gente que pasa hambre.

"Tenemos un problema desbocado de obesidad en América Latina", luego de que en 24 de los 33 países latinoamericanos la obesidad en adultos se ubica por sobre el 20% de su población, alertó Berdegué.

"Es absolutamente inaceptable que una región con un grado de desarrollo como la nuestra todavía tenga casi 6 millones de niños en estado de desnutrición", manifestó.

Con estas cifras, que revierten décadas de progreso, es muy difícil que la región alcance el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 de hambre cero, que compromete poner fin al hambre, lograr a seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible al año 2030.

"La obesidad está matando a más personas que el narcotráfico, el crimen, la violencia y los conflictos en nuestra región", subrayó.

La FAO y la OPS emplazaron a los Gobiernos de la región a esforzarse por erradicar el hambre antes del 2025, un compromiso que tomaron en el marco de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Según las última cifras, un tercio de los adolescentes y dos tercios de los adultos de la región sufren sobrepeso u obesidad.

Para reducir los niveles de sobrepeso, el representante regional de la FAO criticó que el precio de los alimentos esté "exclusivamente en manos de las fuerzas del mercado", lo que encarece los productos sanos y saludables y empuja a la población más pobre a consumir comida chatarra.