Internacional

Corea del Norte "tiene un problema que debe resolverse" — Trump

Corea del Norte

"Con sus declaraciones belicosas e insensatas en la ONU, se puede decir que Trump encendió la mecha de la guerra contra nosotros", declaró el jefe de la diplomacia norcoreana, Ri Yong Ho, durante la visita de una delegación de la agencia de prensa rusa, TASS, a Pyongyang. Ahora, fue el turno de Kim Jong-un. El mandatario estadounidense llegó incluso a amenazar en septiembre con "destruir totalmente" Corea del Norte.

Tras indicar que Corea del Norte ve las sanciones en su contra impuestas por la ONU como una "agresión" contra su pueblo, el ministro de Exteriores añade que la responsabilidad de esas medidas punitivas no solo recaen sobre EE.UU., como impulsor de las mismas, sino también en los países que votaron a favor de esas resoluciones en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

Tras varios lanzamientos de misiles norcoreanos, Donald Trump y Kim Jong-un han protagonizado en las últimas semanas un intercambio de declaraciones beligerantes. Estas continuas pruebas armamentísticas y la escalada dialéctica entre Washington y Pyongyang han elevado en el último año la tensión regional a cotas inéditas desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953).

Trump examinó el martes con su ministro de Defensa, Jim Mattis, y su jefe de Estado Mayor, Joe Dunford, "el abanico de opciones" del que dispone su país frente a Pyongyang, según la Casa Blanca.

"De esta forma, el diplomático se ha referido a las declaraciones que hizo Trump desde el podio de la 72 Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) en las que dijo que Corea del Norte será "totalmente" destruida" si sigue con sus amenazas contra EE.UU.

El mismo día, por la noche, Estados Unidos desplegó dos bombarderos supersónicos sobre la península coreana en una demostración de fuerza contra Pionyang, durante un ejercicio nocturno con las aviaciones de Japón y Corea del Sur.