Financiera

España pide a Cataluña que aclare si declaró la independencia

España pide a Cataluña que aclare si declaró la independencia

Sobre la sesión del parlamento catalán del martes, en que Puigdemont hizo amago de declarar la independencia y la retiró inmediatamente, para facilitar el diálogo, Rajoy dijo que "no hay nadie aquí que pueda pensar que lo que ayer ocurrió en el parlamento de Cataluña (...) fue algo normal, razonable y propio de un país democrático". En caso de que la respuesta es positiva, Rajoy afirmó que le dará un segundo plazo, hasta el jueves 19, para que rectifique y vuelva a la legalidad.

Sin embargo, en seguida propuso suspender los efectos de la declaración de independencia para abrir la puerta al diálogo. Sus palabras fueron tan ambiguas que para muchos ni siquiera llegó a declarar nada.

El presidente Rajoy dijo que la contestación del presidente de la Generalidad de Cataluña, al ultimátum del gobierno central será crucial para decidir "los acontecimientos de los próximos días". Según Rajoy, el discurso del presidente catalán supone una confusión deliberada que es necesario aclarar.

Rajoy ofrece a Puigdemont la posibilidad de "dialogar sobre servicios públicos, financiación, autogobierno, solidaridad y rendición de cuentas", según dijo.

Es la oferta que el gobierno español le lanza a la Generalitat. Una oferta que pasa por la "vuelta a la legalidad" de Puigdemont, quien ayer declaró la independencia de Cataluña, aunque luego la suspendió. Un gesto que no ha acabado de entenderse.

"Es así de fácil y se entiende muy bien (...) No es lo mismo que alguien, en este caso el presidente de un gobierno autonómico, declare la independencia, en cuyo caso el gobierno tiene que actuar, que no la declare".

Rajoy no ha dado un plazo, pero esperará con paciencia la respuesta, es posible que durante cinco días. Luego, si Puigdemont rechaza volver a la legalidad, El presidente español aplicará el artículo 155 de la Constitución y suspenderá la autonomía de Catalunya. Una respuesta liderada por el Gobierno y reforzada por el apoyo de los tres principales partidos del bloque constitucional: PP, PSOE y Ciudadanos.