Espectáculos

Más de un millón de niñas sufre violencia sexual en Latinoamérica

Más de un millón de niñas sufre violencia sexual en Latinoamérica

Más de un millón de niñas y adolescentes sufren violencia sexual en Latinoamérica y el Caribe; y una de cada cuatro ha contraído matrimonio entes de los 18 años.

Esto convierte a la región en la segunda con mayor tasa de embarazos en adolescentes en el mundo, precisó Perceval en una rueda de prensa.

En el caso de Sudán del Sur, el nivel de violencia sexual y física contra las niñas se ha intensificado mucho debido a la inestabilidad del país, por lo que Unicef ha entrenado a más de 350 personas sobre cómo denunciar estas situaciones, además de crear 16 'espacios seguros' para mujeres y niñas. Los diputados dominicanos aprobaron en mayo pasado elevar a 18 años la edad mínima para casarse, pero el proyecto está pendiente de ser conocido por los senadores, lo que Perceval espera que se produzca.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), lanzó una campaña de comunicación que busca desnaturalizar el fenómeno del matrimonio infantil y las uniones tempranas, que afecta a un tercio de las niñas y adolescentes antes de cumplir los 18 años, bajo el nombre "La Peor Novela". Mientras, el 25 % de las niñas de entre 13 y 15 años reporta haber considerado seriamente suicidarse y cuatro de cada 10 han experimentado la violencia de pareja. A su vez, una de cada 10 adolescentes de entre 15 y 19 años justifica la violencia de pareja y más de una cuarta parte de las niñas de 11 países de la región declaró que "jamás" o "rara vez" se sienten seguras de camino a la escuela.

En países como Sudán del Sur o Somalia hay "millones de niñas a las que se les continúan negando sus derechos básicos": la directora de Unicef para el este y el sur de África, Leila Pakkala, explica que, por ejemplo, "en situaciones de conflicto las niñas tienen 2.5 veces más posibilidades de que las saquen del colegio".

El organismo también hizo "un llamado a los gobiernos, al sector salud, al ámbito educativo, los sistemas de justicia, la sociedad civil, las familias y las comunidades para que promuevan el empoderamiento de las niñas y las adolescentes y puedan contribuir positivamente a su desarrollo integral".

"El Día Internacional de la Niña es un momento que nos convoca a tomar conciencia que las niñas no pueden ser tratadas como adultas sin derechos, sino como niñas con derechos y empoderadas por ser fuerza de cambio", añadió.