Espectáculos

Retoma juicio por genocidio contra exdictador Ríos Montt — Guatemala

Retoma juicio por genocidio contra exdictador Ríos Montt — Guatemala

Trascendió que los abogados Rosales y Hernández, presentaron un incidente de incompetencia, una excusa y una recusación ante al tribunal.

Guatemala: que la corrupción no tape al genocidio José Efraín Ríos Montt, exdictador de Guatemala entre 1982-1983, fue juzgado el 10 de mayo de 2013 por el genocidio de 1771 indígenas ixiles y lo condenaron a 80 años de prisión, aunque dias días después la Corte Constitucional anuló la sentencia por fallos y ordenó un nuevo juicio.

Fuentes del Caldh dijeron que tras la expulsión de los juristas continúa el debate con la lectura y la incorporación de las pruebas en contra del acusado.

El Tribunal B de Mayor Riesgo que reinicia el juicio oral y público contra José Efraín Ríos Montt por genocidio y delitos de lesa humanidad en su gobierno de facto (1982-83), ha expulsado a los abogados Jaime Hernández Zamora y Luis Rosales Marroquín por haber presentado una denuncia en agosto de 2016 ante el Ministerio Público, señalándole falta de competencia para conocer el caso.

Su hija Zury Ríos Sosa aseguró este jueves en un programa radial que el juicio contra su padre es "una venganza" y que se le están violando sus derechos humanos porque "no cuenta con sus facultades mentales para defenderse".

"Llevarlo al tribunal es un asunto de venganza" porque "él ha sido declarado incapaz", manifestó.

El exdictador siempre se ha declarado inocente de estas acusaciones, asegurando que sus subordinados actuaron sin su consentimiento en medio de una brutal y prolongada guerra civil (1960-1996) entre el ejército y las guerrillas izquierdistas que dejó más de 200,000 muertos y 45,000 desaparecidos.

No obstante, el representante de Caldh, Francisco Soto, sostiene que el proceso es un asunto de "justicia" para los ixiles que fueron asesinados por los militares.

Protestas contra Ríos Montt en Guatemala.

Los activistas hicieron un círculo con flores y colocaron fotografías de las víctimas del genocidio. El exjefe del Estado queda con uno de tres profesionales del Derecho que lo representaban en esta nueva etapa que se realiza a puerta cerrada. Los querellantes adhesivos esperan afuera de la sala, donde tratan de obtener detalles del desarrollo de la audiencia.

Es un juicio especial, debido a que la juez Claudette Domínguez ordenó que se realizara a puerta cerrada y sin la presencia física de Ríos Montt, por sus condiciones de salud física y mental, quien debe ser representado por sus abogados.