Financiera

Advierten menos inversiones y desempleo si EU deja el TLCAN

Advierten menos inversiones y desempleo si EU deja el TLCAN

Tres fuentes informaron sobre la propuesta proteccionista de Estados Unidos, que coincide con el objetivo Trump de reducir el déficit comercial con México y frenar la pérdida de puestos de trabajo en Estados Unidos.

"Sin duda hay propuestas que son difíciles, incluso antes de venir a Washington, habíamos advertido que ésta era una ronda importante en términos de las cosas que podrían suceder, por lo que el equipo mexicano está considerando todas las propuestas que le han hecho llegar", dijo el subsecretario en conferencia de prensa para dar detalles de los avances de la cuarta ronda de renegociaciones.

Y que, por lo mismo, la salida del Tlcan es parte de la política racial del presidente de Estados Unidos, en cuyo cerebro no cabe favorecer el crecimiento de sus vecinos, no es de la idea que si le va bien a sus vecinos hay más posibilidades que a él le vaya bien.

El derrumbe del TLCAN provocaría estragos en toda la economía de América del Norte, interrumpiendo cadenas de suministro de manufacturas altamente integradas y resucitaría los altos aranceles a las exportaciones agrícolas.

Una de las fuentes dijo que Estados Unidos quiere aumentar el requerimiento de contenido norteamericano para camiones, automóviles y motores grandes a 85 por ciento desde 62.5 por ciento. Además, Washington insiste en que un 50 por ciento del contenido debe ser fabricado en Estados Unidos dentro del primer año que se firme el acuerdo.

Dijo que hasta la fecha el Tratado de Libre Comercio ha sido benéfico para los ya países pero no es absoluta, señalando que la relación México-Canadá hoy más que nunca está más sólida, haciendo alusión a que Estados Unidos puede ser necesario no indispensable en el TLC.

La cámara, la organización empresarial más poderosa de Estados Unidos, advirtió de que la propuesta costaría empleos, porque los fabricantes de automóviles y proveedores de piezas probablemente renunciarían a los beneficios del TLCAN y simplemente pagarían el 2,5 por ciento de arancel de Estados Unidos para coches importados y muchas de las partes.

Funcionarios estadunidenses dicen que las actuales reglas sobre contenido son muy laxas y han permitido que las automotrices incorporen demasiadas autopartes baratas de China y de otros países asiáticos con bajos salarios.

México depende en gran medida de Estados Unidos y el TLCAN para su viabilidad económica, y la incertidumbre sobre el resultado de las conversaciones ayudó a llevar al peso mexicano a cerca de mínimos de cinco meses esta semana. Es evidente que los tratados individuales se prestan mejor a la presión directa sobre el país con que se negocia y por ende a obtener con más facilidad lo que se desea obtener que el emprender la negociación más compleja y prolongada que implica la preparación de un acuerdo con varios países.