Financiera

El Salvador no la tiene fácil para la unión aduanera

El Salvador no la tiene fácil para la unión aduanera

El presidente Salvador Sánchez Cerén y su homólogo de Guatemala, Jimmy Morales, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, sostuvieron este viernes un encuentro para afina los detalles de la unión aduanera, que ya emprendieron los dos países vecinos mientras que El Salvador se encuentra en fase de reuniones técnicas para su respectiva incorporación.

La iniciativa se orienta a que los pasos fronterizos "se conviertan en herramientas que nos conduzcan a una integración profunda hacia el libre tránsito de mercancías y de personas naturales en nuestra subregión", enfatizó Sánchez Cerén.

Morales destacó que la unión agilizará el tránsito de mercancías por las fronteras.

Con la reciente incorporación de El Salvador a la Unión Aduanera habrá una enorme oportunidad para los inversionistas en los países de la región, donde Honduras apunta a ser el líder, consideró la directora del Servicio de Administración de Rentas (SAR), Miriam Guzmán.

Entre los entendimientos asumidos en la declaración, se acordó instruir a las autoridades de migración de los tres países implementar el paso ágil de circulación de personas en un plazo no mayor a los 90 días.

Los presidentes de Honduras, El Salvador y Guatemala se reunieron en El Amatillo, puesto fronterizo en el municipio hondureño de Goascorán, para analizar y evaluar la seguridad y la unión aduanera.

Un informe de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) revela que con la unión aduanera entre Guatemala y Honduras se registró un aumento de 15 por ciento en el comercio bilateral, lo que significa "más movimiento económico, más empleo, mejores condiciones de vida", según el presidente hondureño Hernández.

La unión entre los tres países representará más del 50% del comercio centroamericano, y de lograrse la unión aduanera en todo Centroamérica la región sería la séptima economía de Latinoamérica.