Espectáculos

Se quería parecer a Popeye y se inyectó aceite — Viral

Se quería parecer a Popeye y se inyectó aceite — Viral

Y es que el joven ha tomado como hábito el consumo del producto Synthol inyectable, un aceite para agradar sus bíceps y tríceps.

La mayoría de sus seguidores lo critica por sus prácticas consideradas "poco deportivas".

A raíz de las publicaciones de sus fotografías personales en las diversas plataformas sociales es que ha aparecido una ola de dudas y críticas sobre la anatomía de Kirill Tereshin, quien ha sido acusado de "hacer trampa" para lograr una exagerada musculatura.

El producto se compone de 85 por ciento de aceite, 7.5 por ciento de lidocaína y 7.5 por ciento del alcohol. "Cuando lo estaba haciendo, tuve una fiebre, cerca de 40 grados, estaba tirado en la cama, sintiendo que me moría, pero entonces todo mejoró", explicó acerca de lo que le sucedía cada vez que se inyectaba la sustancia que no es ilegal, ya que puede comprarse de muchas formas.

Sin embargo, hubo quienes empezaron a usarlo como método para aumentar sus brazos (pero no su fuerza).

"Para alcanzar un gran tamaño, necesitás inyectarte litros en los brazos", reconoció al portal británico "The Sun", quien presume de una circunferencia que alcanza los 60 centímetros en los brazos.

De acuerdo a los especialistas, esta práctica puede causarle al joven de 21 años consecuencias fatales que van desde problemas pulmonares, daños severos en los nervios y ataques al corazón. Su meta es romper todos los récords en el mundo del fisicoculturismo.