Internacional

Más de 15.000 científicos emiten una segunda 'advertencia a la humanidad'

Más de 15.000 científicos emiten una segunda 'advertencia a la humanidad'

La 'Advertencia de los científicos a la humanidad: segundo aviso', firmada por 15 mil 372 hombres y mujeres de ciencia provenientes de 184 países y publicada el lunes en la revista 'BioScience', ha pasado a ser considerada como la señal de alarma que mayor respaldo mundial haya obtenido en el mundo del saber un artículo de revista.

El documento, publicado en la revista BioScience, asegura que el bienestar humano se verá severamente afectado por algunos eventos y fenómenos negativos como el cambio climático, la extinción de las especies, la deforestación, la falta de acceso al agua dulce, y el aumento de la población humana.

En los últimos 25 años las tendencias en nueve temas medioambientales "sugieren que la Humanidad sigue arriesgando su futuro", aunque hay algunas excepciones como la estabilización de la capa de ozono. En la misma fecha en 1992, más de 1.700 investigadores de la Unión de Científicos Preocupados, una organización estadounidense sin fines de lucro, lanzaron la primera "Advertencia a la humanidad de los científicos del mundo".

Sin embargo, "la Humanidad no está tomando las medidas urgentes necesarias para proteger nuestra biosfera en peligro", según los firmantes del artículo, pues "la abrumadora mayoría" de las amenazas que ya se habían descrito persisten y, "de manera alarmante, la mayoría están empeorando".

"Algunas personas podrían sentirse tentadas a descartar esta evidencia y pensar que solo estamos siendo alarmistas. Están reconociendo las señales obvias de que estamos yendo por un camino insostenible, esperando que nuestro documento encienda un amplio debate público sobre el clima y el medio ambiente global".

El texto también propone algunas medidas para revertir en parte estas tendencias negativas.

Entre las tendencias negativas el artículo señala la reducción del 26 % en la cantidad de agua dulce disponible "per capita", el descenso en las capturas de pescado salvaje, a pesar del aumento de los esfuerzos pesqueros, o un incremento del 75 % en las zonas muertas de los océanos.

Finalmente este grupo de especialistas decidió impulsar 13 puntos específicos en las que ciudadanos y gobierno pueden actuar para disminuir gradualmente el impacto, como son el de aumentar las reservas terrestres y marinas, reforzar las leyes en contra de la caza furtiva, implementar mejores métodos de planificación familiar y una adaptación a las energías renovables y tecnologías verdes entre otras cosas.