Internacional

Relatora ONU promete contribuir en defensa de derechos de indígenas mexicanos

Relatora ONU promete contribuir en defensa de derechos de indígenas mexicanos

El caso de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos es un tipo de injusticia inaceptable en cualquier sentido de la palabra, dijo la Relatora Especial sobre los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de la ONU, Victoria Tauli- Corpuz.

Según información proporciona por el organismo defensor de Derechos Humanos "Fray Bartolomé", Tauli-Corpuz está interesada en conocer las situaciones de exclusión y violencia que viven las mujeres indígenas en México y por ello destinará espacios especiales para dialogar con este sector.

Tauli-Corpuz se comprometió a que todas las denuncias que le hagan llegar las comunicará al Gobierno de México.

En su visita a la comunidad indígena de Atlazala, del Municipio de Tlapa, la funcionaria se reunió con los padres de los 43 estudiantes, organizaciones sociales y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinolla.

Agregó que "su llegada a Guerrero se enmarca en la visita oficial a México que la Relatora realiza del 8 al 17 de noviembre, dentro de la que visitará los estados de Chiapas, Chihuahua y Guerrero".

Inés Fernández Ortega y Valentina Rosendo Cantú, víctimas de tortura sexual por parte de soldados del Ejército Mexicano recibieron a la relatora junto con Francisco Lauro, padre de Magdaleno Lauro, normalista desaparecido de Ayotzinapa, originario de Tlatzala.

En encuentros privados, durante alrededor de seis horas, la relatora escuchó los testimonios de representantes de pueblos indígenas.

"El lugar de donde vengo le llaman provincia de la montaña, por lo que sé perfectamente qué es vivir en lugares como estos y por lo que han pasado, es por eso que me siento muy agradecida de que me hayan abierto los brazos en el territorio de la Montaña de Guerrero", les dijo la relatora de la ONU a los asistentes.

Abel Barrera, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, expuso la situación de torturas, ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, desplazamientos forzosos, desapariciones forzadas, despojos de sus territorios, ataques, hostigamientos y criminalizaciones, así como la falta de acceso a derechos básicos como a la alimentación, salud y educación en el país.

Aun existe una gran desigualdad en lo que se refiere a accesos a oportunidades y el justo ejercicio de los derechos de estas comunidades, derivada principalmente de conductas, prejuicios y concepciones sobre el origen étnico, los rasgos culturales o el color de piel, entre otras causas.