Internacional

Es hora de acelerar los esfuerzos contra el trabajo infantil

Es hora de acelerar los esfuerzos contra el trabajo infantil

- Casi uno de cada 10 menores de todo el planeta, lo que equivale a 152 millones de niños, están obligados a trabajar, alertó el director general de la Organización General del Trabajo (OIT), Guy Ryder, durante una conferencia internacional que comenzó este martes en la capital argentina.

Si bien, desde 2000, se registró una tendencia a la baja, con una reducción de 94 millones de niños afectados por esta problemática, se necesita una aceleración sustancial de los esfuerzos para alcanzar la ambiciosa meta de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, de acabar con el trabajo infantil en todas sus formas para 2025.

Triaca manifestó que "el presidente (Mauricio Macri) nos encomendó fortalecer esta política sobre la erradicación del trabajo infantil y trabajar en conjunto con cada uno de los sectores en la generación de empleo decente para los jóvenes".

El activista reconocido en todo el mundo por haber rescatado en su país a más de 86.000 niños esclavos, indicó que también "se necesitan fuertes resoluciones y acciones concretas sobre el terreno para combatir el trabajo infantil" en toda su extensión, además de "la coordinación entre varias agencias".

Erradicar el trabajo infantil ha sido el compromiso histórico de la OIT y el objetivo de las sucesivas conferencias sobre la erradicación del trabajo forzoso y de la esclavitud moderna que se han celebrado desde hace 20 años.

Satyarthi recibió en 2014 el Premio Nobel de la Paz junto a la activista paquistaní Malala Yousafzai, defensora del derecho a la educación de las niñas en su país lo que la hizo víctima de un atentado a balazos de un grupo terrorista vinculado al Talibán. Por el otro, el trabajo infantil tiene una arraigada aceptación cultural y no se percibe como un problema prioritario para las sociedades.

"Hoy el trabajo infantil afecta 152 millones de niños".

"Amigos, ustedes y yo podemos esperar la V Conferencia, pero los chicos no pueden esperar".

El argentino Funes de Rioja, que es expresidente de la Organización Internacional de Empresarios, denunció la "realidad preocupante y lamentable" que demuestran estos datos y alegó que "no hay ninguna razón que justifique que se continúen con prácticas de abuso de esta naturaleza".