Financiera

Pasajera argentina denunció que fue acosada en un vuelo de Air France

Pasajera argentina denunció que fue acosada en un vuelo de Air France

Alegaron que fueron sometidos a interrogatorios violando así sus derechos fundamentales. Un sindicato francés describió esas condiciones como "espantosas".

El magistrado entiende en la causa que se abrió luego de que una pasajera del vuelo AF 228 de Air France denunciara que otro pasajero se había masturbado al lado suyo y que el comisario de abordo la instó a volver a ese asiento al momento del aterrizaje ya que, de otra manera, "pondría en riesgo la seguridad del vuelo".

Una pasajera, medico de profesión, de 29 años de edad y de nacionalidad argentina, hizo la solicitud de ser cambiada de la clase ejecutiva y le fue negada la solicitud por falta de asientos.

El presidente de la aerolínea francesa, Jean-Marc Janaillac, "expresó al ministerio de Relaciones Exteriores su indignación sobre las condiciones de convocación y de detención arbitraria de las que fue víctima la tripulación de Air France", apuntó.

En una carta enviada a la embajada de Argentina en Francia, el sindicato narró estos "hechos graves" y pidió que se abra una investigación.

Si bien el sindicato dijo que fueron "detenidos por la policía, interrogados en condiciones que violan los derechos fundamentales, acusados y algunos encarcelados antes de ser liberados sin explicaciones", fuentes judiciales citadas por La Nación señalan que "cada uno de los pasos procesales" aplicados "se ajustan totalmente a derecho y lo que marca el Código". "Comenzaron a las 9 de la mañana y finalizaron a las 21.30, e incluso se le dio prioridad a los tripulantes que viajaban primero, a fin de preservar las horas de descanso necesarias para que pudieran viajar al día siguiente".

Según las fuentes, el tratamiento que el juez le dio al caso de Air France "fue exactamente el mismo" que en otros dos casos recientes en Buenos Aires, el de una colombiana que en un vuelo de Latam acusó a un pasajero argentino de masturbarse a su lado, y el de otra mujer que dijo haber sido manoseada en un vuelo de American Airlines.

"Tras acusaciones hechas por una pasajera, los 14 miembros de la tripulación vivieron 48 horas de angustia" en Buenos Aires, señaló el sindicato SNPNC en su página internet.

La justicia argentina lo niega.

En la prensa francesa varios de los trabajadores de Air France detenidos se quejaron de las condiciones y de las numerosas horas que permanecieron arrestados. El juez del caso, Federico Villena, explicó que "el protocolo indica que a la víctima hay que asistirla, cambiarla inmediatamente de asiento ante la más mínima sospecha de acoso".

Consultada por la AFP, la dirección de la Air France dijo estar "particularmente conmocionada" por los hechos que denunció el SNPNC y haber "pedido a las autoridades competentes que esclarezcan el asunto". Y agregó que la tripulación estuvo seis horas retenida por la Policía Aeroportuaria en el Aeropuerto de Ezeiza y que después los convocaron a los Tribunales en la Ciudad de Buenos Aires, donde el papá de la víctima habría participado de la indagatoria.