Internacional

Tensión en Zimbabue por explosiones y movilización militar

Tensión en Zimbabue por explosiones y movilización militar

Moyo afirmó que el presidente Robert Mugabe y su familia están a salvo y que apenas se haya normalizado la situación se volverá a gobernar con normalidad.

Tanques y militares se desplegaron este miércoles (hora local) en Harare, la capital de Zimbabue, y tomaron el control de la compañía de radio y televisión ZBC, informó la emisora radial Nehanda.

Al resto de fuerzas de seguridad les pidió cooperar por el bien del país. "Nuestra intención es enfrentar las amenazas a la seguridad humana en nuestro país, por lo que cualquier provocación tendrá la respuesta adecuada", añadió.

La embajada estadounidense cerró al público y alentó a los ciudadanos a resguardarse al citar "la incertidumbre política a lo largo de la noche".

También la embajada británica recomendó a sus ciudadanos en Zimbabue quedarse en casa. Las explosiones se escucharon cerca del campus de la Universidad de Zimbabue.

Una ciudadana de Harare, Vivian Chinhengo, dijo el martes que en el centro de la ciudad se veían soldados en casi cada esquina, lo que es "muy inusual".

Robert Mugabe pretendía postularse para un octavo mandato presidencial
Robert Mugabe pretendía postularse para un octavo mandato presidencial

El partido ZANU-PF de Mugabe criticó al general Constantino Chiwenga, quien había pedido a Mugabe "parar" las purgas de importantes personalidades del partido, entre ellos el vicepresidente Emmerson Mnangagwa, destituido la semana pasada.

La tensión en Zimbabue empezó a escalar en la tarde del martes, después de que varios tanques fueran vistos en dirección a Harare, solo un día después de que el jefe de las fuerzas armadas, Constantine Chiwenga, advirtiera de que se tomarían "medidas correctivas" si continuaba la purga de veteranos en el partido del presidente Robert Mugabe, de 93 años y en el poder desde 1987.

En un comunicado divulgado por los medios locales, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) indicó que "reafirma la primacía de la política sobre las armas" y consideró que las palabras del militar no solo son "sorprendentes", sino que además invalidan su "profesionalidad como soldado".

Mugabe había amenazado con expulsar a más de 100 funcionarios vinculados con Mnangagwa. La salida forzada de Mnangagwa como vicepresidente es vista como una apertura para la próxima nominación en ese cargo de Grace Mugabe, quien de esa forma aseguraría llegar a la jefatura de Estado a la muerte de su esposo, quien cumple 94 años en febrero próximo.

La carrera por el liderazgo en Zanu-PF se ha recalentado a medida que se acercan las elecciones generales de 2018.

Con unos 15 millones de habitantes, Zimbabue se encuentra según un índice de Naciones Unidas entre los países más pobres del mundo.