Salud

CNDH emite recomendación a Sedena por detención arbitraria

CNDH emite recomendación a Sedena por detención arbitraria

El organismo indicó que el cateo derivó en detención arbitraria, desaparición forzada, tortura y violencia sexual en contra de tres personas y la ejecución arbitraria en contra de dos, todo lo cual es atribuible a elementos del Tercer Batallón de la Brigada de Fusileros Paracaidistas.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que ha advertido que normalizar la presencia militar en labores de seguridad pública, emitió la Recomendación 54/2017, dirigida al Secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda.

Dos horas después, los militares se llevaron a tres de las víctimas y dejaron libre a la cuarta, además de que aseguraron un vehículo.

Después acudió a diferentes Agencias del Ministerio Público local y federal, sin obtener información sobre el paradero de sus familiares.

La CNDH señaló que después de eso, el padre de una de las víctimas, en el auditorio público municipal Miguel Hidalgo preguntó a elementos del Ejército sobre el destino de los detenidos y "le informaron que no efectuaron detención alguna y sólo habían asegurado un vehículo que tenía reporte de robo, por lo cual presentó la denuncia de hechos correspondiente ante el agente del Ministerio Público en Tepatitlán de Morelos". Por lo que denunció el caso ante las autoridades competentes y ante la CNDH.

Días después, la Fiscalía General del Estado informó sobre el descubrimiento de los cadáveres de dos personas sobre la carretera Tepatitlán-Tototlán, mientras que una tercera persona fue trasladada al hospital regional.

Además de que, al interior del mismo, las personas fueron víctimas de tortura y violencia sexual.

El organismo nacional constató que los afectados fueron detenidos arbitrariamente sin contar con el procedimiento judicial respectivo, por la probable comisión de un delito y sin que se acreditara la flagrancia o la urgencia como causa legítima para el aseguramiento. Tampoco los presentaron ante la autoridad competente ni elaboraron el informe correspondiente, como lo establece la ley.

El padre de una de las víctimas narró a la CNDH que el 27 de enero de 2016 personal militar retuvo a su hijo, a su sobrino y a dos personas más en su domicilio.

La Comisión reitera que cualquier persona que cometa conductas delictivas debe ser sujeta a proceso para que sus actos sean sancionados, por lo que pide al titular de la Sedena se presente ante la PGR y el Órgano Interno de Control de la Secretaría para investigar los hechos.

La CNDH reconoció que la Sedena ha realizado acciones de reparación del daño al entregar recursos económicos y brindar atención médica a una víctimas, así como atención psicológica a los familiares.

También pidió que se imparta un curso de capacitación a personal castrense para prevenir y proscribir la desaparición forzada, tortura, tratos crueles, detenciones arbitrarias y cateos ilegales, así como elaborar o, en su caso, actualizar el protocolo para que se empleen cámaras fotográficas, de videograbación y grabación de audio en todos los operativos militares.