Espectáculos

Fergie habló del infierno que vivió cuando fue adicta a las metanfetaminas

Fergie habló del infierno que vivió cuando fue adicta a las metanfetaminas

La cantante estadounidense Fergie, exintegrante del conocido grupo The Black Eyed Peas, ha reconocido su adicción a las drogas a lo largo de su vida. Era en los dorados años 90, donde su estrella comenzaba a brillar.

En la entrevista con iNews ofreció declaraciones tan duras como: "Yo sufría de psicosis y demencia inducidas químicamente". Alucinaba a diario. Me tomó un año librarme de esa droga, de los químicos en mi cerebro y dejar de ver cosas. "Estaba sentada por ahí y veía abejas y conejos", contó Fergie.

La adicción de Fergie llegó al punto de tener una constante sensación de paranoia. "Hasta entré a una iglesia para buscar refugio, porque me imaginaba que el SWAT me estaba buscando", agregó. Pero la imaginación seguía volando al compás de las drogas.

Mientras que también reveló un extraño episodio en el que quedaron involucrados la CIA y SWAT: "Intentaron echarme, porque me movía por los pasillos de manera alocada, ya que pensé que había una cámara de infrarrojos en la iglesia tratando de chequear mi cuerpo. Pasé corriendo por el altar hacia un pasillo y dos personas me perseguían".

Asimismo la intérprete de "Big Girls Don't Cry", "Glamorous" y "Fegalicios" explicó que debido a las alucinaciones que tenía en un momento pensó que era perseguida por la CIA, el FBI y SWAT, por lo que decidió refugiarse en una iglesia. Pero si no están ahí, entonces es las drogas me hacen ver las cosas y voy a terminar en una institución. Y si realmente son las drogas, de todas maneras, no quiero vivir así, de esta manera, más. "Fue un momento de liberación", añadió.

Y finalizó: "Lo de las drogas, fue muy divertido. hasta que no lo fue". Agradezco el día que me pasó a mí. "Pero sabes qué, doy gracias por el día en que todo se torció para mí porque eso fue lo que me dio la fuerza para dejarlo, junto a mi fe y la esperanza de que hubiera algo mejor esperándome". Es tan increíble y lo sé.