Internacional

El Congreso de EEUU evita por un pelo el cierre del gobierno

El Congreso de EEUU evita por un pelo el cierre del gobierno

Líderes demócratas y republicanos en el Congreso se reunieron hoy con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca a fin de zanjar diferencias para alcanzar un acuerdo presupuestario que evite el cierre parcial del gobierno a partir del próximo sábado.

El Senado aprobó por 81 votos a favor y 14 en contra la legislación, que permite la financiación de la Administración hasta el 22 de diciembre, a la que anteriormente le había dado el visto bueno la Cámara de Representantes (235 votos a favor, todos republicanos, y 193 en contra, de los demócratas).

Los líderes del Congreso de ambos partidos, Nancy Pelosi y Chuck Schumer acudieron el jueves a la Casa blanca para iniciar una serie de conversaciones con el Presidente Donald Trump para llegar a una pacto de gasto a largo plazo.

Republicanos del ala más conservadora en la cámara baja han expresado preocupación de que un estancamiento en estas negociaciones podría afectar el proceso para negociar un proyecto único de reforma fiscal, luego que ambas cámaras aprobaron iniciativas distintas que requieren ser conciliadas.

"Esperamos que podamos lograr un gran avance para nuestro país. Creo que va a pasar", dijo el mandatario, que optó por mantener sus comentarios al mínimo.

El líder del Partido Demócrata en el Senado, Charles Schumer, indicó que su bancada esperaba también alcanzar un consenso, al indicar que el financiamiento tanto del gobierno, como del ejército, "es extremadamente importante", como lo es también ayudar al estadunidenses común.

Mientras los republicanos y Trump han insistido en aumentos para defensa, los demócratas favorecen incrementos para salud, infraestructura, y se oponen a aprobar fondos para la construcción del muro en la frontera con México, algo sobre lo que el mandatario está determinado a no ceder.

El principal escollo se encuentra en la demanda demócrata de aprobar dichos presupuestos con una ley, conocida como Dream Act, que además regularice la situación de los jóvenes indocumentados que llegaron siendo niños al país, y que evitaron la deportación por el programa DACA, impulsado por el expresidente Barack Obama.

En concreto, el mandatario acusó a la oposición demócrata al afirmar que "están mirando algo que es muy peligroso para nuestro país, están apuntando a un cierre". "Están buscando cerrar (el gobierno)", señaló el mandatario, aunque su tono este jueves durante la breve aparición ante los periodistas pareció más conciliatorio.