Internacional

Marcos Peña, sobre Cristina: "Es un tema estrictamente judicial"

Marcos Peña, sobre Cristina:

"La gente conoce al presidente y sabe que no vino" a interferir en la Justicia, sino a "trabajar para solucionar problemas, ayudar a que crezca el país y fortalecer nuestro marco institucional", afirmó este jueves el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña.

En declaraciones a medios de prensa realizadas en la Casa Rosada, Peña remarcó que el jefe de Estado "está abocado a gobernar y seguir adelante y a dejar trabajar a la justicia".

El bloque del FpV, cuya conducción asumirá Agustín Rossi, sostuvo: "Hoy ser opositor en la Argentina significa estar en libertad condicional (...) Ser opositor hoy es estar a tiro de ir a prisión", en alusión a las detenciones del ex funcionario Carlos Zannini, el dirigente Fernando Esteche y el piquetero Luis D'Elia, además del pedido de desafuero y detención de la ex jefa de Estado.

Agregó que ese trámite judicial "requiere un debido proceso de defensa y que se pueda desarrollar en normalidad dentro del sistema institucional". "Tenemos que acostumbrarnos a vivir en un país en que todos somos iguales bajo la Ley y curar la desconfianza con las instituciones", finalizó.

Marcos Peña:
El kirchnerismo vinculó al Gobierno con el procesamiento de Cristina Kirchner

Para Peña, "está absolutamente garantizado el Estado de Derecho, el normal funcionamiento de las instituciones, las libertades", al tiempo que se refirió a la postura que adoptará el oficialismo en la Cámara alta: "Las autoridades del interbloque de Cambiemos en el Senado han expresado que se desarrollará todo el trámite correspondiente con la prudencia y la institucionalidad necesaria, pensando no en términos partidarios, sino institucionales".

"No nos corresponde opinar sobre la decisión de un juez, que toma la decisión en base a fundamentos y a sus consideraciones", consignó. Del mismo modo, indicó que corresponde que la Justicia explique las detenciones ordenadas, aunque recordó que "algunos casos son causas que llevan años".

Asimismo, hizo hincapié en que "no es facultad del presidente incluir el tratamiento" del pedido de desafuero en las sesiones extraordinarias del Congreso -que no celebra plenos ordinarios porque está en receso- convocadas por el Gobierno para analizar los proyectos de reforma tributaria y laboral propuestos por el Gobierno.