Internacional

ICE lanza redadas en tiendas de conveniencia; hay 21 detenidos

ICE lanza redadas en tiendas de conveniencia; hay 21 detenidos

Siete agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus sigla en inglés) llegaron a una tienda 7 Eleven antes del amanecer del miércoles, esperaron a que la gente pagara sus compras y dijeron a los clientes que llegaron y a un repartidor que llevaba cerveza que esperaran fuera.

Se trata de la mayor operación en un lugar de trabajo contra un empleador durante el gobierno del presidente de Donald Trump, indicó el ICE.

(ICE) arrestaron al menos a 21 inmigrantes indocumentados en redadas realizadas este miércoles en las franquicias 7-Eleven.

Las autoridades migratorias alertaron a las compañías a no contratar personal que no posea estatus legal en el país.

"A partir de ahí, veremos si estos casos justifican una postura administrativa o una investigación criminal", dijo Benner, quien dirige la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, dependiente de ICE, y que tiene a cargo casos contra empleadores.

Una megaoperación en cerca de 100 tiendas 7-Eleven se llevó a cabo en Estados Unidos, convirtiendo en tendencia a la marca.

Esta operación, hasta ahora, es de las más impactantes que se han dado bajo la presidencia de Trump contra los inmigrantes.

ICE dijo que envió agentes el miércoles para entregar notificaciones de auditoría y realizar entrevistas a las 6:00 a.m., cerrando temporalmente las tiendas 7-Eleven en Washington, DC y en 17 estados: California, Colorado, Delaware, Florida, Illinois, Indiana, Maryland, Michigan, Missouri, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Texas y Washington.

En un comunicado, 7-Eleven dijo que los dueños de franquicias, no la corporación, son responsables de verificar si los posibles empleados son elegibles para trabajar en Estados Unidos.

"No se va a limitar a compañías grandes, medianas o pequeñas, o alguna industria en particular", dijo.

Tras las inspecciones, los funcionarios planeaban examinar si hay casos que merezcan una acción administrativa o una investigación penal, dijo Benner.

La compañía agregó que "toma en serio el cumplimiento de las leyes de inmigración y ha rescindido los acuerdos de franquicia de los franquiciados condenados por violar estas leyes".

El administrador de la tienda estaba en Bangladesh, mientras que el dueño, contactado por teléfono, le dijo al cajero que aceptara los documentos que le entregaran los agentes, que dijeron que regresarían el martes para recoger la documentación de nómina que solicitaron. "Esto significa que todos los asociados de las tiendas en un almacén de franquicia son empleados del franquiciado y no de 7-Eleven Inc", insistió.

Las contrataciones ilegales no suelen perseguirse judicialmente, en parte porque las investigaciones toman tiempo y las condenas son difíciles porque los empleadores pueden argumentar que fueron engañados con documentos fraudulentos.