Internacional

Presos vinculados en desfalco millonario en gobernación venezolana

Presos vinculados en desfalco millonario en gobernación venezolana

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó este viernes sobre la detención de Sinamay Linares, exresponsable de Hacienda y Finanzas de la Gobernación del estado Aragua, por su responsabilidad en el desfalco de 14 millardos de bolívares a esta institución.

Agregó que a partir del mes de noviembre se comenzó a transferir el dinero sustraído de la cuenta de la gobernación a 7 empresas y estas las depositaban en cuentas de personas jurídicas y naturales, las cuales ya están identificadas. Las dos funcionarias fueron imputadas por la presunta comisión de los delitos de fraude electrónico, legitimación de capitales y asociación para delinquir. Las mismas ya se encuentran detenidas para rendir cuentas ante la ley.

Según las pesquisas, Linares efectuó el desfalco y depositó el dinero en cuentas bancarias de siete empresas que no tenían ningún tipo de relación con la gobernación, mediante el uso de un usuario electrónico que otorgaba acceso pleno al manejo de la cuenta bancaria de esa gobernación, señaló William Saab. "Estamos aspirando recuperar el total de dicho dinero y quiero destacar que con la judicialización del caso, estamos lanzando una señal muy clara", dijo.

Saab indicó que las investigaciones han podido determinar que Della Polla De-Simone es propietario de una empresa de alimentos a la que le que fue liquidada por la empresa cambiaria venezolana 234.276, 52 millones de dólares a través de solicitudes de mercancía y es socio de Gibelli Gómez. Por este caso quedan pendiente 10 órdenes de aprehensión.

Sobre el caso de la Oficina de Inteligencia de Mercadeo y Política Petrolera de Viena el fiscal solicitó alerta roja, bloqueo e inmovilización de cuentas bancarias y prohibición de enajenar y gravar bienes contra Bernard Mommer, Irama de Mommer y Mariana Zerpa. Recordó que el daño se causó a través del llamado Factor K y de los escaladores AGA, cuya manipulación implicó importantes reducciones en los precios de los distintos cargamentos de crudo desde el año 2009 hasta el 2017. Estos exfuncionarios, que no cumplieron a cabalidad con su deber, habrían incurrido en tráfico de influencia, asociación y extorsión.