Internacional

Megaoperativo de desalojo de casi 500 manteros en Liniers

Megaoperativo de desalojo de casi 500 manteros en Liniers

El procedimiento fue ordenado por el Fiscal General Adjunto, a cargo de la Fiscalía General, Luis Cevasco.

Después del estrepitoso desalojo de los manteros de Once, ahora le llegó el turno a Liniers. El procedimiento comenzó durante la madrugada de este viernes y prosiguió durante de la mañana en cercanías a la estación de ferrocarril.

Con orden judicial, la Policía de la Ciudad montó un fuerte operativo en la madrugada y tras la salida del sol avanzó, cerca de las 6:30, en las inmediaciones de Rivadavia, a metros de la avenida General Paz y la estación del tren Sarmiento.

Con carteles como "No somos mafia" y "Queremos trabajar", los manteros reclamaron que les permitan llevar adelante su actividad, que es cuestionada principalmente por vecinos y comerciantes de la zona.

Tras la investigación que derivó en el desalojo, la justicia determinó que había 475 manteros, de los cuales 239 son puestos de comida, y 236 vendedores de calle. La avenida Rivadavia tiene restringido el paso en dos carriles mano al centro, ya que se encuentran estacionados en ella una gran cantidad de vehículos policiales, carros hidrantes, carros de asalto y micros policiales. Algunos manteros se niegan al desalojo, por lo cual en este momento se viven escenas de tensión en la zona y se teme que haya enfrentamientos entre la policía y los manteros. Son traídos no como migrantes naturales que vienen a trabajar de manera legal sino para trabajar en la clandestinidad. "Aquellos que quieren insertarse en el comercio regular pueden ser contratados por organizaciones como la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) o similares. Hasta donde sé, todavía no se les ha ofrecido un lugar, de eso debe encargarse el Gobierno de la Ciudad", manifestó el fiscal, quien sostiene que se le debe ofrecer una salida laboral a los trabajadores que fueron desalojados hoy.