Financiera

Merkel y socialdemócratas acuerdan negociar un nuevo gobierno — Alemania

Merkel y socialdemócratas acuerdan negociar un nuevo gobierno — Alemania

Con el principio de acuerdo alcanzado, Merkel, que Gobierna ininterrumpidamente Alemania desde 2005, hizo gala una vez más de sus habilidades negociadoras para hacer frente a la adversidad.

La Unión Demócrata Cristiana de Merkel, la Unión Social Cristiana de Baviera y los socialdemócratas consensuaron un documento de 28 páginas que describe sus posiciones de compromiso en una amplia gama de cuestiones, incluidos los impuestos, la migración y la atención médica.

Merkel anuncia el principo de acuerdo de coalición. Ahora la formación de Schulz necesita la aprobación de su congreso, que se reunirá el próximo 21 de enero en la ciudad de Bonn.

Merkel y Schulz se habían dado plazo hasta este viernes para decidir si abogaban por remar en una misma dirección o si preferían tomar caminos separados, volviendo a la situación que se había dado tras las elecciones generales de septiembre. El SPD rechazaba la propuesta del bloque conservador de imponer un límite anual a la entrada de refugiados, pero finalmente dio su brazo a torcer y acordaron limitarla anualmente a entre 180.000 y 220.000.

Este límite corresponde a los deseos de los democristianos de Angela Merkel, aunque el documento de trabajo autoriza una flexibilización al alza.

Esta es también una medida más acorde con las posiciones de los conservadores que de los socialdemócratas.

Uno de los principales puntos de discordia era el tema de los refugiados debido a que desde el comienzo de la crisis en 2015 Alemania ha acogido a más de 1,4 millones de solicitantes de asilo en su territorio.

Merkel logra así destrabar tres meses de inédita situación sin gobierno en Alemania. La popularidad de Merkel sí se ha resentido y un 56 % de los ciudadanos cree ahora que, incluso si llega a formar gobierno, no terminará la legislatura, sino que delegará en un sucesor, según una encuesta publicada por el diario económico "Handelsblatt".

Última ronda de contactos previos a la negociación para poder constituir una coalición de Gobierno en Alemania.

Constatado el fracaso de la alianza tricolor, el SPD se perfiló como el aliado de conveniencia perfecto para evitar el peor de los escenarios posibles: nuevos comicios. El SPD es considerado muy proeuropeo y su líder, Martin Schulz, pidió el año pasado más unión y abogó por unos "Estados Unidos de Europa".

Los más optimistas estiman que Alemania contará con un nuevo Ejecutivo a finales de marzo o principios de abril.