Internacional

Por una explosión, se hundió el petrolero iraní siniestrado en el mar

Por una explosión, se hundió el petrolero iraní siniestrado en el mar

El petrolero iraní accidentado en las aguas del Mar Oriental de China no registra derrames sobre el mar, donde gran parte se está evaporando, informan fuentes oficiales.

La explosión se produjo sobre las 12.00 horas (4.00 GMT), cuando todo el petrolero empezó a arder con fuerza, con llamas de entre 800 y 1.000 metros de altura, detalló en un comunicado el Ministerio chino de Transportes.

El petrolero transportaba 136.000 toneladas de crudo condensado formado por una mezcla de hidrocarburos recuperados durante el procesamiento del gas natural.

Las autoridades chinas encontraron la semana pasada tres cuerpos sin vida de los tripulantes por lo que hasta hoy se mantenía en pie la búsqueda de 29 marineros.

El equipo iraní se unió recientemente a las tareas de rescates, a las que también se sumaron autoridades japonesas y surcoreanas.

Este la madrugada de este domingo, y tras sufrir una fuerte explosión, se hundió la proa del petrolero iraní Sanchi que chocó el pasado 6 de enero con un carguero en el Mar de China Oriental.

Las autoridades chinas aseguran haber abierto una investigación para esclarecen las causas del accidente, que todavía se desconocen.

El navío accidentado llegó a la ZEE japonesa el miércoles y un día después se encontraba a unos 300 kilómetros al noroeste de las islas Amami (sudoeste del archipiélago), detallaron los guardacostas nipones en una rueda de prensa recogida hoy por el diario Sankei.

Organizaciones ambientalistas alertan del gran volumen de derrame condensado que podría suponer un riesgo de toxificación de especies de gran consumo en China como la corvina amarilla o la caballa.