Internacional

Así funciona el nuevo protocolo frente a las tomas de colegios porteños

Así funciona el nuevo protocolo frente a las tomas de colegios porteños

"Los rectores que no cumplan con las obligaciones procedimentales establecidas en el nuevo protocolo serán pasibles de distintas sanciones sobre su carrera docente, según el caso: apercibimientos, sumarios administrativos o pérdida de consideración en los concursos", explicó Acuña. "Si los padres deciden que los chicos se queden esto tiene que quedar sentado en los registros de la escuela e informarse al ministerio, de forma tal que después nosotros también sepamos a quién tenemos que pedirle que rinda cuenta si hubo vandalismo o si hubo daños". Desde ese momento, entonces, serán los responsables de resarcir económicamente a la escuela en caso de que los menores produzcan daños varios.

Sobre esta medida, Solano advirtió que "la resolución sobre las ocupaciones de colegios emitida por el ministerio de Educación de la Ciudad representa un salto en la política represiva contra estudiantes, docentes y padres" e insistió en que "se inspira en la llamada ´nueva doctrina de seguridad´ de Patricia Bullrich y Mauricio Macri, pero aplicado al ámbito educativo, que por definición requiere para su desenvolvimiento de democracia y libertad".

Por otro lado, en el caso de una ocupación del establecimiento los rectores o directores deberán permanecer en las instalaciones hasta que las acciones determinadas por el protocolo finalicen. Después será la Procuración General quien determinará las multas.

El educador aclaró, no obstante, al tratarse de una resolución de la ministra de Educación porteña Soledad Acuña, que sólo afecta "a las escuelas secundarias que están bajo su órbita y no a los colegios que dependen de Universidades Nacionales", como es el caso del Colegio Nacional Buenos Aires.

- Relato de los hechos y motivos por los que se tomó el colegio. Entre los organismos involucrados en el protocolo se encuentra el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y el SAME.

- Enunciar los datos de los padres o de quienes ejerzan la responsabilidad parental que no hayan retirado a los jóvenes a su cargo del establecimiento educativo, dejando constancia de los motivos y de haberles hecho saber que la responsabilidad sobre el alumno recaerá exclusivamente sobre el adulto que ejerza la responsabilidad parental, mientras dure la situación y en el caso de ingreso/egreso del alumno al establecimiento educativo.

Finalizada la toma del establecimiento escolar los Directores deberán labrar un acta, la que será elevada jerárquicamente a la máxima autoridad de la cartera, consignando el estado detallado del patrimonio escolar al momento de cesar la toma del establecimiento educativo, el que además deberá ser documentado fotográficamente.

La escuela deberá informar a los padres que no retiren a sus hijos que la responsabilidad sobre el ingreso o egreso del alumno recaerá sobre ellos.