Internacional

Inicio de la Cuaresma, el camino a Semana Santa

Inicio de la Cuaresma, el camino a Semana Santa

Guardando el respeto que se merece la época, es preciso decir que, además de seguir la tradición relisiosa, los dominicanos tienden a dar inicio a la Cuaresma de una manera muy particular: añadiéndole un toque de dulzura como parte de su cultura culinaria. "La Cuaresma tiene dos días de ayuno".

El director de la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, explicó que el Miércoles de Ceniza en la religión católica representa el arrepentimiento y un cambio de vida.

Indicó que la tradición católica establece un espacio de tiempo rumbo a la conmemoración de la Semana Santa, mediante la liturgia de la ceniza se establece el comienzo de esta festividad que culmina con el recuerdo y ofrenda de Jesús.

Se ha convertido en un acto simbólico el celebrar el Miércoles de Ceniza donde el acto principal de este día es el rito de la imposición de la ceniza en la frente, donde el sacerdote hace la señal de la cruz mencionando la siguiente frase: "Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás".

Los horarios son variados pues depende de cada parroquia, que van desde la 7 de la mañana hasta la tarde-noche para se celebrar eucaristías.

El miércoles de ceniza y el Viernes Santo son días de ayuno y abstinencia de carne. Todos los viernes de Cuaresma los fieles mayores de 14 años deben abstenerse de comer carne.

Martes 13: ¿por qué se considera una fecha de mala suerte?
Las connotaciones negativas que se le dan al martes 13 no tienen fundamentos científicos ni religiosos; se trata de un mito. Gracias a esta serie de leyendas y sucesos históricos el martes 13 se ha convertido para muchos en un día de mal augurio.

Escuchemos el llamado de la palabra de Dios que a través de la iglesia católica que nos dice "conviértete y cree en el evangelio" aprovechemos esta oportunidad para seguir fortaleciendo nuestra fe y esperanza en Dios.

Las palmas que la gente bendice el Domingo de Ramos.

Al término de la homilía, el Santo Padre, acompañado de los sacerdotes, impuso la ceniza a los fieles.

"También a los jóvenes les hace bien ahorrar y no gastar más allá de lo que pueden".

No es obligatorio recibir las cenizas. "Castigad a los demás, pero al que lleve una cruz en la frente no lo toquéis".