Internacional

Apresan exprimera dama Honduras por corrupción

Apresan exprimera dama Honduras por corrupción

La Maccih, la cual depende de la Organización de Estados Americanos (OEA) y se instaló en Honduras el 19 de abril de 2016, ha venido trabajando con el Ministerio Público en varios casos de presunta corrupción en el que están implicados funcionarios de varios gobiernos y diputados, entre otros.

La MACCIH indicó que en el caso, llamado la "Caja chica de la dama", se puso en marcha por primera vez el modelo anticorrupción hondureño diseñado por la Misión.

La resolución de la juez detalló que la malversación de caudales públicos se castiga con penas de seis a doce años de cárcel, lavado de activos de 15 a 20 años y asociación ilícita de 20 a 30 años.

En una operación coordinada por el Ministerio Público, ayer también fue capturado un cuñado de la exprimera dama identificado como Mauricio Mora, también acusado por presunta corrupción. Esos fondos estaban destinados a proyectos sociales impulsados por el despacho de la primera dama.

La esposa del exmandatario fue detenida por la Policía en su residencia, acusada de haber desviado 510 mil dólares, aproximadamente 12 millones de lempiras, de la cuenta de su oficina, cuando fungió como primera dama, a una de sus cuentas bancarias personales, solo seis días antes de que su esposo entregara el poder. También dijo que los corruptos no ganarían la batalla en Honduras y dejó caer que en los próximos días habría noticias importantes sobre las investigaciones que dirige su despacho.

La captura de Bonilla es un hecho sin precedentes en la Justicia de Honduras, un país donde la corrupción, según diversas fuentes, es una de las principales causas de la pobreza en que viven más del 60 por ciento de sus 8,7 millones de habitantes.

El gobierno dijo en un comunicado que "reitera su convicción de que tanto los casos de alto perfil público, como en cualquier otro, los entes de justicia penal deben observar el debido proceso, derecho de defensa y el principio de inocencia".

Las primeras denuncias por presuntos actos de corrupción de la ex primera dama las hizo el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), pero la esposa del expresidente Lobo siempre negó, a través de su apoderado legal, que hubiera incurrido en delitos.