Internacional

Cambian los planes sociales: los beneficiarios deberán estudiar

Cambian los planes sociales: los beneficiarios deberán estudiar

Por un lado, afectarán a los jefes de las organizaciones que los administran: dejarán de controlar las planillas de asistencia a los distintos cursos.

El Gobierno decidió poner bajo la lupa el criterio de entrega de planes sociales y desde ahora fijará que los que perciban este beneficio deberán completar, obligatoriamente, sus estudios primarios y secundarios, una medida que dejará atrás el sistema de planes por planilla que manejaban las organizaciones sociales.

La medida se analiza desde fines de enero y en el Gobierno niegan que tenga relación con la participación de movimientos sociales en la protesta de Hugo Moyano, como los casos de la CTEP, Barrios de Pie y Corriente Clasista y Combativa (CCC).

En términos técnicos, el plan del Gobierno contemplará la eliminación de los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen y la creación de uno nuevo, "Hacemos Futuro", que involucre a los beneficiarios nucleados en ambos.

"La idea es empoderar a las personas, garantizando en principio que concluyan sus estudios; y, luego, que se capaciten a través de cursos y prácticas para tener más chances de insertarse en el mercado laboral", explicó una alta fuente al tanto del plan que pergeñaron entre la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley, y el secretario de Economía Social Matías Kelly, cuyo padrino político, Mario Quintana, supervisó todo desde Jefatura de Gabinete. "Cambiamos el paradigma: de unidades productivas que hacen sillas y mesas (entre otras cosas), pasamos a uno focalizado en brindar autonomía a la persona", dijeron en el Gobierno.

Maduro le mandó un mensaje a la oposición cantando "Despacito"
En su presentación ante el CNE criticó que la MUD se autoexcluya de las elecciones. El presidente de Venezuela , Nicolás Maduro , no deja de sorprender.

La ministra destacó que la intención del Gobierno es que cada beneficiario de un plan social pueda "acceder a alguno de los diferentes mecanismos para terminar el secundario" y luego "capacitarse para trabajar de lo que quieren". El programa contempla cursos de formación formal, superior y/o profesional; y talleres formativos, brindados por organismos, incluso no gubernamentales.

El programa se traduce además en un fuerte impacto a las arcas de las organizaciones, que en la actualidad reciben $ 12.000 anuales por cada beneficiario de un plan.

De esta manera, se eliminarán los planes Argentina Trabaja y Ellas Hacen.

Según la versión, con esa política el Ejecutivo tendría un ahorro de unos 1.500 millones de pesos que serían destinados a obras de infraestructura en zonas vulnerables. Ahí sí podrían entrar las organizaciones: a los líderes piqueteros, que pasarán hoy por Desarrollo tras largas semanas de distanciamiento, les ofrecerán ponerse al frente de esas tareas.