Financiera

Pide Italia a México "urgente solución" en desaparición de 3 italianos

Pide Italia a México

Los familiares de los secuestrados son los hermanos Antonio y Raffaele Russo y Vincenzo Cimmino, originarios de Nápoles, sur de Italia, quienes recorrían la provincia de Jalisco para comercializar generadores eléctricos, de acuerdo con versiones de sus familiares publicadas en la prensa italiana y mexicana.

El canciller de Italia, Angelino Alfano, solicitó este miércoles a su homólogo de México, Luis Videgaray, una pronta solución al caso de los tres ciudadanos desaparecidos en el país azteca el pasado 31 de enero en el estado de Jalisco (este).

"Personalmente lo sensibilicé para que se ocupe de la urgente solución del caso", señaló Alfano.

En una conversación telefónica con su homólogo mexicano, Luis Videgaray, Alfano dijo que Italia está pendiente de las investigaciones a través de su embajada en México y que espera que los italianos "puedan ser encontrados pronto y que los responsables del crimen sean llevados ante la Justicia".

Indicó que los cancilleres acordaron fortalecer la cooperación judicial entre ambas naciones y realizar las investigaciones necesarias para garantizar el debido proceso y acceso a la justicia para los italianos desaparecidos.

La fiscalía mexicana confirmó el lunes que busca a otros tres policías involucrados en el caso, además de los cuatro ya capturados, acusados de haber "vendido" a bandas criminales a los italianos, que habían detenido en una gasolinera.

Desaparecen 110 niñas tras ataque de Boko Haram en escuela de Nigeria
El gobierno anunció que ya desplegó tropas y aviones del ejército para dar con el paradero de las jóvenes . Boko Haram quiere formar un estado que se adhiera a la interpretación estricta de la ley islámica.

El jefe policial de Tecalitlán, donde desaparecieron, no ha podido ser localizado desde que se abrió a mediados de febrero la investigación contra los uniformados a su cargo por su presunta participación en el caso.

"Me aseguraron que el gobierno y las autoridades judiciales harán todo lo posible para resolver el caso", abundó.

El caso ha movilizado a Italia, donde han sido organizadas marchas de protesta.

El pasado domingo Franceso Russo, hijo de Raffaele declaró que a sus familiares los vendieron por 43 euros (mil pesos).

Los tres italianos desaparecidos se encontraban en México por actividades comerciales.