Internacional

Siria: mujeres obligadas a tener relaciones sexuales a cambio de ayuda humanitaria

Siria: mujeres obligadas a tener relaciones sexuales a cambio de ayuda humanitaria

Al parecer, hombres de ayuntamientos locales en áreas como Dara'a y Quneitra les ofrecían ayuda a cambio de relaciones sexuales.

Numerosas mujeres en Siria se han visto forzadas a mantener relaciones sexuales con hombres que repartían ayuda humanitaria en nombre de agencias de la ONU y de ONG internacionales a cambio de poder recibir la asistencia necesaria para ellas y sus familias, así lo ha denunciado la BBC este martes.

"Era una situación tan endémica que las mujeres no podían ir para recibir la ayuda sin ser estigmatizadas, pues se suponía que si ibas a estos centros de distribución es que habías hecho algún tipo de acto sexual a cambio de la ayuda", explicó.

Las denuncias fueron publicadas por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que realizó una evaluación de la violencia de género en la región el año pasado y concluyó que la ayuda se intercambia por sexo.

La ONG Médicos Sin Frontera por su parte admitió que registró 24 casos de abusos en 2017 y Save the Children 31.

Tres años después de las primeras denuncias de Danielle Spencer, el reciente informe Voces de Siria deja patente que la violencia sexual en el reparto de ayuda humanitaria no se ha acabado, sino al contrario: es generalizado: "En varias provincias de Siria se han dado casos de mujeres y niñas que se casan con funcionarios, por un breve período de tiempo para 'servicios sexuales', a fin de recibir comida; distribuidores pidiendo los números de teléfono a mujeres y niñas, transportándolas a sus casas 'para tomar algo a cambio' o obtener distribuciones 'a cambio de una visita a su casa' o 'a cambio de servicios, como pasar una noche con ellos'".

Según ese informe, viudas y divorciadas eran consideradas las más vulnerables para este tipo de explotación sexual.

También le solicitó a varias agencias de la ONU, incluyendo Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) realizar más investigaciones y aplicar nuevos mecanismos para reportar.

"Estaban reteniendo la ayuda que había sido entregada y después usaban a estas mujeres para tener relaciones sexuales".

La organización ha sido vetada temporalmente de operar en el país debido al gran escándalo de abusos sexuales que resuena desde hace semanas. Hace tres años, otros dos informes, presentados en una conferencia de agencias de la ONU y organizaciones humanitarias en Jordania, revelaron el hostigamiento sufrido por las mujeres sirias.

Spencer considera que "se ha ignorado la explotación y el abuso sexual de mujeres y niñas" pese a conocerse desde hace años. "La ONU y el sistema en general han decidido sacrificar el cuerpo de mujeres", acusa el trabajador humanitario. La corporación mediática británica BBC informó ayer de una serie de casos de abusos sobre refugiadas y desplazadas internas perpetrados, en ocasiones, por empleados de organizaciones dependientes de Naciones Unidas. En todo caso, ha aclarado que UNFPA no trabaja con consejos locales como contraparte.

La agencia dijo que había realizado una revisión de sus socios locales y subcontratados en el sur de Siria y que no estaba consciente de ninguna acusación en contra de estos hasta el momento. En el caso de ACNUR aseguró no tenía acceso a la zona donde se produjeron los abusos, pero trató de llevar a Jordania a sus socios locales para formarlos. Ante el grave riesgo existente, ha puesto en marcha un mecanismo de denuncias comunitario y ofrece más formación a sus contrapartes.

Y defendió a la ONU al asegurar que aunque las denuncias de 2015 fueron "incompletas, fragmentadas e infundadas", la ONU adoptó algunas medidas cuando surgieron.