Financiera

La Cofece investiga a gasolineras del país por presunta concentración ilícita

La Cofece investiga a gasolineras del país por presunta concentración ilícita

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) comenzó una investigación por la posible concentración ilícita en la comercialización, distribución y venta de gasolinas y diésel.

No obstante, la investigación debía emitir una resolución final.

Aseguró que ha estado notificando de manera continua y oportuna a la Cofece de la incorporación de nuevos socios, conforme al mecanismo acordado por el regulador, y que colabora cotidianamente con las autoridades y así lo hará las veces que le sea requerido. Señaló que "no ha sido notificado hasta este momento por parte de la Cofece de ser objeto de una investigación".

G500 agregó que es respetuosa del marco legal y ha cumplido con todos los ordenamientos en materia de competencia económica y destacó que, en el marco de la propia Ley Federal de Competencia, fue el primer grupo que hizo una notificación formal de creación de un club de compras de combustibles y otros productos relacionados entre operadores de estaciones de servicio, el cual fue autorizado y comunicado por la Cofece el 22 de marzo de 2017.

Dos policías murieron tras perseguir a motochorros y chocar contra un camión
En tanto, el chofer del camión y su acompañante fueron trasladados al hospital Penna con politraumatismos. Además, la Justicia ordenó la detención del conductor del camión de reparto de diarios.

Sin embargo, aclaró, pueden llegar a constituir esta conducta anticompetitiva cuando las operaciones logran conferir o aumentar el poder sustancial de uno o varios agentes económicos; desplazar a otros agentes económicos o establecer barreras a la entrada que impidan a terceros el acceso al mercado o a insumos esenciales o facilitar la ejecución de prácticas monopólicas que dañen a los consumidores.

De acuerdo con la Comisión, estas operaciones, que generalmente buscan conseguir objetivos como reducir costos, mejorar la proveeduría de insumos, de logística y ampliar la oferta de estos combustibles, no necesariamente son concentraciones ilícitas.

De comprobarse las práctica, la Cofece puede ordenar la desconcentración parcial o total; decretar la terminación del control o la supresión de los actos y multar hasta con 8 por ciento de los ingresos del agente económico.

Los directivos que hayan participado directa o indirectamente en concentraciones ilícitas podrían ser inhabilitados hasta por cinco años y multados hasta con 200 mil Unidades de Medida y Actualización, entre otras sanciones.