Espectáculos

Estados Unidos: monja que demandó a Katy Perry falleció durante el juicio

Estados Unidos: monja que demandó a Katy Perry falleció durante el juicio

Por eso inició la acción judicial, pero falleció durante una presentación en la corte.

La hermana Catherine Rose Holzman ha fallecido este viernes a los 89 años durante una visita al tribunal en la que le suplicó a la estrella del pop que no comprase el convento en el que residieron sus hermanas. "Por favor, arzobispo. Haz lo que esté bien en tu corazón", dijo Callanan. "Todo esto no le está haciendo bien a nadie y sólo está hiriendo a muchas personas", había declarado Holzman antes de entrar en el juzgado con la hermana Rita Callanan, que también participaba en el recurso de la venta.

El Convento de las Hermanas del Sagrado e Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen María está ubicado en el barrio Los Feliz, lugar que había sido adquirido por las monjas en 1971, pero ellas debían abandonar el lugar a raíz de una orden de la Arquidiocesis de Los Ángeles en el 2011.

Google homenajeó al químico William Henry Perkin con un colorido doodle
Su tinte representó una total revolución ya que en esa época la ropa morada era costosa, debido a las dificultades para teñirla. Sucedió cuando trabajaba como asistente de laboratorio a los 18 años.

Como era de esperarse, la Arquidiocesis se quedó del lado de Katy Perry, debido a que dejaron en claro que las monjas no podían vender un lugar que no era de ellas, además la justicia determinó que la cantante debía de recibir cinco millones de dólares por daños morales y costos por el proceso.

Sin embargo, las hermanas de la orden de Inmaculado Corazón de María, entre las que se encontraba Holzman, pactaron su venta por 15 millones a la restauradora inmobiliaria Dana Hollister. La cantante intentó comprar la propiedad de ocho acres y sus edificios de estilo villa romana por $ 14.5 millones. La Archidiócesis de Los Ángeles bloqueó la venta a Hollister en 2015, alegando que las monjas no tenía potestad para venderlo, y en 2016 el juez dio la razón a Perry y a la Archidiócesis e invalidó la compra a Hollister, quien ha apelado esta decisión, por lo que el caso continúa en los tribunales.