Deportes

André Gomes se siente en un "infierno" en el Barcelona

André Gomes se siente en un

"No me siento bien en el campo, no estoy disfrutando de lo que puedo hacer", comienza la desgarradora confesión de André Gomes en medio de una entrevista para la revista 'Panenka'.

El portugués llegó al Barcelona procedente del Valencia en la temporada pasada pero ha ido perdiendo oportunidades al mando de Valverde y sólo ha disputado 25 partidos en lo que va de la temporada, casi la mitad de encuentros que ha jugado el club.

Todo parece indicar, que Gomes además de ser bueno en lo que hace también es muy valiente, por el hecho de revelar públicamente sus límites y ambiciones deportivas, lo que lo hacen uno de los atletas más honestos del momento.

En la plantilla del Barcelona existe una pieza que, para propios y extraños, no ha cumplido que lo que se espera del: André Gomes. Obviamente que hay algún día que estoy un poco mal de confianza, hasta en los entrenamientos se nota.

Colombia: Dan de alta a 'Timochenko' tras cirugía al corazón
El partido, que se midió por primera vez en unas elecciones, a raíz del acuerdo de paz firmado entre la exguerrilla y el gobierno colombiano en noviembre de 2016, anunció que no presentará ningún substituto.

"Me encierro. No me permito sacar la frustración que tengo". Porque pienso en las cosas malas y, después, en lo que tengo que hacer, y voy siempre a remolque. Entonces, lo que hago es no hablar con nadie, no molestar a nadie. Sabes que has sufrido.

La situación ha llegado a tal punto que le da "miedo salir a la calle" para evitar ser criticado. Mis amigos me dicen que voy con el freno de mano puesto. "Es como si me sintiera avergonzado", continuó. "Quizá he jugado el día antes o dos días antes y aún estoy con la imagen del partido, que no me permite seguir adelante", reconoce.

El internacional luso regresa a sus primeros días en el vestuario azulgrana para buscar una explicación: "Los primeros seis meses fueron bastante bien, pero luego las cosas cambiaron. Aunque mis compañeros me apoyan bastante, las cosas no me salen como ellos quieren que salgan". "La sensación que tengo en los partidos es mala", afirma el centrocampista.

Para finalizar, el jugador más resistido del Barcelona confiesa que "pensar demasiado me hace daño".