Internacional

"Bebote" Álvarez ratificó las acusaciones contra los Moyano por lavado

Pablo "Bebote" Álvarez declaró ante un juez federal de Quilmes, Luis Armella, y ratificó su acusación contra los líderes del gremio de Camioneros, Hugo y Pablo Moyano, por supuestamente haber participado de operaciones de lavado de dinero en el Club Independiente.

Entre esas empresas que nombró como utilizadas para lavar activos, mencionó a Aconra, firma vinculada a la esposa de Moyano, Liliana Zulet. Planteó que la dirigencia del club realizaba aprietes para hacerse de bienes de esas empresas y utilizarlos en obras de la entidad deportiva.

El barrabrava también aseguró que en Independiente aparecían ingresos por montos inferiores a los reales (como el caso de Victor Cuesta), y aseguró que todos sus dichos se corroboran si se analizan los balances de la institución de Avellaneda.

En su testimonio en el juzgado quilmeño, el ex líder de la barra relató una trama de gastos exorbitantes para la compra de bienes y servicios para el club bajo el mando moyanista.

"Bebote" señaló también que mucha información que aportó en el Juzgado se la contó el propio Pablo Moyano y, en su declaración, acompañó artículos periodísticos y anotaciones de puño y letra que hizo mientras cumple prisión preventiva.

Según pudo saber este sitio, esta denuncia puso en el ojo de la tormenta tribunalicia a la misma fiscal, quien es observada de reojo y su actuación podría derivar en que las investigaciones se demoren o hasta que la causa caiga.

Sobre el temor que tendría Bebote, Llermanos afirmó que el barra "tenía miedo de que le pasara algo por un WhatApps que leyó su concubina".

En la audiencia estuvo presente el abogado de los Moyano, Daniel Llermanos.

Hugo Moyano fue imputado por la fiscal federal de Quilmes, Silvina Cavallo, por supuesto lavado de dinero y extorsión a partir de los dichos de "Bebote" Álvarez.

Tras las más de tres horas de declaración testimonial, Álvarez fue trasladado de regreso a la cárcel de Melchor Romero, donde se encuentra alojado y con una medida de resguardo físico vigente que ordenó el juez Vitale.