Internacional

"Espectáculo circense acusaciones de Theresa May": Rusia

Según May, hay dos posibles explicaciones detrás del uso del gas nervioso: que fue utilizado en una "acción directa por parte del Estado ruso" o que Moscú "perdió control" de sus provisiones del veneno.

El incidente ha provocado una crisis diplomática entre Rusia y Reino Unido, que han llamado a sus respectivos embajadores a que aclaren el incidente, y se produjo casi 12 años después que otro exespía ruso, Aleksandr Litvinenko, murió tras un ataque con el químico Polonio 210, mientras se encontraba radicando en Londres.

Rusia calificó de "espectáculo circense" las acusaciones vertidas este lunes por la primera ministra británica, Theresa May, quien aseguró en el Parlamento que es "altamente probable" que Rusia sea responsable del envenenamiento en el Reino Unido del espía doble Sergei Skripal.

El jefe del Kremlin respondía a la pregunta de si Moscú tiene alguna responsabilidad en el caso de Skripal, que se encuentra hospitalizado en estado crítico junto a su hija Yulia en la localidad inglesa de Salisbury, después de ser envenenados con un agente nervioso.

Agregó que Gran Bretaña espera que el embajador ruso explique cuál versión es la verdadera.

Esto, luego que Tillerson se comunicara con el ministro de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, para conocer detalles de la investigación por el atentado contra el ex espía Sergei Skripal y su hija, consignó Emol.

Pedirán pena de muerte para el autor de la masacre en Florida
De la misma forma, Finkelstein aseguró que el ex alumno de la escuela atacada probablemente se declarará culpable si los fiscales optan por no buscar la pena de muerte .

Añadió que "si la respuesta no satisface al país que pide la información, ese país -en este caso Gran Bretaña- debe dirigirse al consejo ejecutivo de la Organización para la prohibición de Armas Químicas y a la Conferencia de países miembros".

En base a la identificación de la sustancia por parte de "expertos de talla mundial", el Reino Unido ha determinado que "Rusia ha producido con anterioridad ese agente y todavía sería capaz de hacerlo", agregó la primera ministra.

Las afirmaciones de May prometen aumentar la tensión con Moscú y estuvieron precedidas por una advertencia rusa cuando la embajada de Moscú en Londres acusó al gobierno británico de librarse a un "juego peligroso" y avisó del peligro de las "consecuencias" en las relaciones bilaterales. La tercera víctima del ataque, el sargento de policía Nick Bailey, contaminado cuando intentó ayudar a la pareja, continúa en grave estado en el hospital, aunque su condición le permite comunicarse con sus familiares.

En Washington, la Casa Blanca denunció un ataque "irresponsable" sin designar a Rusia.

El exespía fue condenado por este motivo a 13 años de prisión por alta traición por un juzgado militar ruso en 2006 y fue posteriormente liberado en un intercambio de espías entre Rusia y Estados Unidos en 2010.