Tecnología

Otro capÍtulo de la disputa comercial

Otro capÍtulo de la disputa comercial

Hacer un pequeño análisis de la situación que guarda la relación Estados Unidos-China, sobre todo en temas sensibles como la parte comercial, deuda, militar o geopolítica, nos permite entender el posicionamiento y por qué no decirlo, el temor que se percibe en Donald Trump de que su administración pierda el control hegemónico del mundo. "No, suena a comercio estúpido", escribió Trump en Twitter.

China, cuya demanda de materias primas aumentó en medio de un rápido crecimiento económico en las últimas dos décadas, ya es el mayor socio comercial de países que van desde Brasil, la mayor economía de América Latina y el principal exportador de soja del mundo, hasta el pequeño Uruguay.

Jia dijo que el comercio entre China y América Latina sumó el año pasado casi 260.000 millones de dólares, un 18,8 por ciento más que en el 2016 y las inversiones acumuladas y directas de China a la región superan los 200.000 millones de dólares.

Sin embargo, la prudencia y la diplomacia vinieron del presidente chino, Xi Jinping quien para suavizar y bajar la tensión, en el discurso que pronunció el pasado martes 11 de abril, en el marco del Foro Boao para Asia, aseguró que habría una apertura comercial aún mayor en China, lo que favorece al sector automotriz, que es clave para la política estadounidense.

Además, de aquí a junio el Gobierno culminará la revisión de la lista negra de sectores en los que se prohíbe o limita la entrada de empresas extranjeras, y que se eliminarán las restricciones al capital foráneo en algunos segmentos para facilitar la asignación de recursos.

Londres pide más pruebas sobre ataque químico en Siria
A su vez, el ministro británico de Transporte, Jo Johnson, precisó al medio británico "que no se ha tomado ninguna decisión sobre la naturaleza de cualquier acción".

"El discurso del presidente Xi parece haber alcanzado un tono relativamente positivo y en nuestra opinión abre la puerta a posibles negociaciones con Estados Unidos", comentaron economistas de Nomura, una firma japonesa de servicios financieros. "Cada día ingresan más productos latinoamericanos a China".

Benoit Coeure, miembro del directorio del Banco Central Europeo, fue citado la semana pasada diciendo que los temores de una guerra comercial entre Estados Unidos y China están provocando un aumento en los costos de endeudamiento y un descenso en los precios de las acciones.

Hasta el momento, ninguna de las partes ha fijado la fecha para implementar los aranceles.

"Apertura o aislamiento, progreso o retroceso, la Humanidad tiene una gran decisión que tomar", planteó ante una audiencia que contaba con la presencia de Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), o de Antonio Guterres, secretario general de la ONU.