Espectáculos

Junta del Nobel critica a la Academia Sueca

Junta del Nobel critica a la Academia Sueca

El esposo de una integrante de la academia que otorga el Premio Nobel de Literatura violó las normas centenarias del galardón al filtrar los nombres de varios ganadores, incluido Bob Dylan, quien lo recibió en 2016, informó el martes del diario Dagens Nyheter.

La Academia Sueca eligió a un secretario permanente interino con el afán de salir de la crisis creada por las dimisiones de académicos por las denuncias agresión sexual contra el cónyuge, de nacionalidad francesa, de una académica.

La junta dijo que esas medidas incluyen asegurarse de que la Academia Sueca pueda realizar la selección del Nobel del 2018 "en una forma creíble", resolver los conflictos de interés y problemas de confidencialidad de acuerdo con las regulaciones del Nobel y refiriendo cualquier "posible acto criminal" a las autoridades del orden.

Pero la propuesta de expulsar a Frostenson fue rechazada por la mayoría de los miembros, lo que provocó la renuncia de los otros tres, que criticaron en público a sus colegas por anteponer motivos personales a la responsabilidad de velar por la integridad de la institución. Arnault, quien dirige un centro cultural en Estocolmo, negó las acusaciones. El informe reveló que Arnault había filtrado el ganador del Nobel en siete ocasiones, que Frostenson era copropietaria de la sociedad que controla el club literario Forum y que podría haber irregularidades en la financiación recibida por esa organización de la Academia, por lo que recomendaba una denuncia. El historiador y escritor Peter Englund (silla n°10), el traductor y escritor Klas Östergren (silla n°11) y el especialista en historia de la literatura y escritor Kjell Espmark (silla n°16) dimitieron el viernes último.

"La hostilidad que ha surgido en la Academia Sueca es profundamente lamentable y puede dañar seriamente su importante deber", dijo el monarca, quien es el protector de la institución.

Danius, que aparte del cargo de secretaria permanente abandona su asiento, no quiso revelar si su salida se produjo después de una votación, que otro académico había anunciado ya anoche que se podía producir en la reunión semanal de la institución, que duró tres horas, el doble de lo habitual.

Tras el mensaje del rey, Frostenson y la intelectual y crítica Sara Danius (silla n°7), quien además oficiaba de secretaria de la Academia Sueca desde 2015, renunciaron a sus cargos.

La Academia Sueca fue fundada en 1786 por el rey Gustav III. Está compuesta por 18 personas, nombradas de por vida. En un país conocido por sus políticas públicas en favor de la equidad de género, sólo nueve mujeres han formado parte de la institución.