Salud

Por ley todos los mexicanos serán donadores de órganos

Por ley todos los mexicanos serán donadores de órganos

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó en una reunión privada la minuta de donación de órganos con 13 votos a favor, dos en contra y una abstención, con algunos cambios para que el próximo martes sea votada en el pleno.

Se presentó ayer en el Senado Nacional un proyecto que busca modificar la ley de trasplante de órganos para aumentar la cantidad de donantes en el país.

Son ni más ni menos que los compañeros de Justina Lo Cane, la niña que falleció el pasado 22 de noviembre, a sus 12 años, a la espera de corazón y que durante su lucha pidió a sus padres ayudar a todos los que estaban en su misma situación.

Otra de las confusiones que genera la actual ley es en torno al registro.

El médico recordó que los órganos pueden recibirse por donador vivo (familiares directos o personas física y psicológicamente aptas) o por donador fallecido, al señalar que en este último caso se requiere la autorización de la familia; o bien que en vida hubiera llenado el formato oficial, para manifestar el consentimiento expreso de que una vez muerto se utilicen sus órganos y tejidos para fines de trasplantes.

"Esta ley se apoya en tres pilares: desmitificar, simplificar y liberar a las familias de tomar una decisión en el momento trágico de la muerte de un ser querido", indicó Marino.

Sus padres, quienes también impulsan la iniciativa y estuvieron presentes en el Congreso Nacional junto al senador, continúan con la tarea que comenzó su hija a través de la campaña "Multiplicate por Siete" y ahora con la realización de este proyecto junto al senador Marino.

La iniciativa "busca cambiar el paradigma sobre trasplante de órganos en la Argentina ya que, de prosperar, todos seremos donantes salvo que manifestemos nuestra voluntad en contrario y no sea necesario consultar a ningún familiar para confirmar o rechazar esa decisión".

Esto significa que el proyecto contempla un "presupuesto importante para el Incucai", que será destinado a la capacitación y adecuación a las nuevas tecnologías de enfermeros, camilleros, médicos y personal de guardia de los hospitales "para que las ablaciones tengan un ciento por ciento de efectividad".