Internacional

Ecuador y Colombia coordinan acciones tras el asesinato de los periodistas

Ecuador y Colombia coordinan acciones tras el asesinato de los periodistas

El presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, confirmó ayer el asesinato de los tres trabajadores del diario El Comercio de Quito, secuestrados en marzo pasado por disidentes de las FARC en la zona de Mataje, provincia de Esmeraldas, en Ecuador. El jefe del CICR en Colombia, Christoph Harnisch, se anticipó a pedir comprensión sobre la "naturaleza confidencial de gran parte de la información" que se maneja en este tipo de operaciones.

En ese sentido, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) le entregó este jueves al vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo, unas fotografías en las que presuntamente aparecen los cuerpos de los tres ecuatorianos secuestrados que pertenecen al diario "El Comercio" de Quito.

Su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, expresó desde Lima, donde participa en la Cumbre de las Américas, que "ya tienen autorización para (.) ir en búsqueda de los cadáveres".

El equipo de periodistas estaba conformado por el periodista Javier Ortega, de 32 años, el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60.

La última vez que se les vio con vida fue en un video difundido el 3 de abril, en el que aparecían con cadenas al cuello, clamando por un trato con los captores. "No sabemos los detalles de dónde se realizó este crimen tan atroz", añadió.

UEFA abre expediente en contra de Guardiola
El Manchester City se ilusionó con la remontada ante el Liverpool luego de que Gabriel Jesus , antes del segundo minuto del partido, marcará el 1-0 en Manchester .

El mandatario había dado un ultimátum al grupo armado exigiendo pruebas de vida antes de lanzar acciones militares.

Los obispos ecuatorianos exhortaron a los gobiernos de Ecuador y Colombia a “crear o consolidar condiciones de vida más dignas, fraternas y justas, particularmente en la zona fronteriza, desarrollando fuentes de trabajo y políticas de bienestar social, como también reforzando los sistemas de seguridad”.

Las autoridades de los dos países acusan a Guacho del triple asesinato que golpeó a la prensa de Ecuador, por lo que en conjunto ofrecen una recompensa de 230.000 dólares para lograr su captura.

Su secuestro y asesinato ha sido atribuido y autoreclamado, según comunicados que han llegado a medios colombianos y fundaciones ecuatorianas que están bajo investigación, al grupo "Oliver Sinisterra", liderado por un disidente de las FARC, Walter Patricio Arizala Vernaza, que responde al alias de "Guacho".

"Ecuador y Colombia deben tomar medidas y lastimosamente van a ser violentas".