Internacional

Cumbre de las Américas se solidarizó con Ecuador por periodistas asesinados

Cumbre de las Américas se solidarizó con Ecuador por periodistas asesinados

"Invoco la colaboración de los países que tienen experiencia en situaciones como esta y el..."

"Reiterar mi condena a este hecho deplorable en el Ecuador". El jefe del CICR en Colombia, Christoph Harnisch, se anticipó a pedir comprensión sobre la "naturaleza confidencial de gran parte de la información" que se maneja en este tipo de operaciones.

El equipo periodístico conformado por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paul Rivas y el conductor Efraín Segarra fueron secuestrados el pasado 26 de marzo en la parroquia de Matajes, de la provincia de Esmeraldas, en Ecuador.

"Hemos tomado contacto con organismos internacionales, la Iglesia (católica) y la Cruz Roja, para iniciar inmediatamente el proceso de localización y la repatriación de los cuerpos", dijo el presidente ecuatoriano Lenín Moreno, quien el viernes decretó cuatro días de duelo.

Moreno habló después de que una fecha límite de 12 horas terminó cuando los captores no demostraron que los rehenes seguían con vida.

El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, que llegó a Quito con las máximas autoridades militares y policiales de su país, informó que del lado colombiano se lanzaron operaciones "desde Tumaco y Cali", en el suroeste.

"Mantendremos ese despliegue coordinadamente con Ecuador a través de helicópteros, de aviones, de personal de Ejército", agregó. "No sabemos los detalles de dónde se realizó este crimen tan atroz", añadió. Moreno dijo que incluyeron al "narcoterrorista alias Guacho" en la lista de los "más buscados de Ecuador" y ofreció una recompensa de 100.000 dólares por información que conduzca a su captura en Ecuador o en Colombia.

El catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) Fernando Carrión advierte de que un enfoque exclusivamente militar contra las drogas puede desatar una gran pérdida de vidas humanas, secuestros y extrema violencia como sucedió en México en el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012). "Hay que hacer una política multilateral, donde haya cuestiones de economía, de política y obviamente de cuestiones militares", explicó a la AFP este experto en seguridad.