Financiera

El Índice de Precios al Consumidor de Córdoba fue de 1,74%

El Índice de Precios al Consumidor de Córdoba fue de 1,74%

El comportamiento alcista del índice de precios al consumidor (IPC) del mes de marzo fue motivado principalmente por variación en la cotización de algunos productos de la canasta de origen agropecuario, como el pollo fresco, aguacate y yuca.

Durante los primeros tres meses del año, la inflación acumulada en todo el país es del 6,5% y la de la Patagonia es del 7,7%. Con este resultado la inflación anualizada, es decir medida desde marzo 2017 hasta marzo de 2018, se ubicó en 3.91%, ligeramente por debajo del valor central del rango meta de 4.0%±1.0% establecido en el Programa Monetario.

El martes pasado, el Banco Central sostuvo que las estimaciones de fuentes estatales y privadas "indican que la inflación núcleo de abril se mantendrá en registros elevados, aunque inferiores a los de marzo", al argumentar la decisión de mantener en 27,25 por ciento la tasa de política monetaria.

El informe del ente oficial arrojó que el acumulado inflacionario de enero-febrero-marzo fue del 6,7 por ciento, muy cerca de la mitad del 15 por ciento que se preveía.

En ese mismo período el precio de los Bienes aumentaron un 2,4% y los de servicios el 4,7%.

En nuestra región, al igual que en el resto del país, el mayor de los aumentos durante el mes de marzo se registró en el ítem Educación, con un 13,8% a nivel nacional, y un 18,9% en la Patagonia.

Mientras que el IPC de los bienes y servicios no transables, los que por su naturaleza sólo pueden comercializarse dentro de la economía que los produce, o están sujetos a medidas que limitan las importaciones de los mismos, varió 0.23%, básicamente por el aumento en el precio del pollo fresco, arroz, en los servicios de alquiler de vivienda y clases de idiomas. La inflación de la región Ozama, que comprende el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo fue de 0.40%, mientras que los índices de precios de las regiones Norte y Sur registraron variaciones de 0.37 por ciento.

La inflación en la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires -que explican el 44,7 por ciento de la medición nacional- fue en marzo de 2,5 por ciento. En este sentido, el IPC del quintil 1, el de menor gasto, creció 0.49%, el quintil 2 fue de 0.44%, el quintil 3 fue de 0.40%, mientras que las variaciones de los índices de precios de los quintiles 4 y 5 fueron de 0.37% y 0.32%, respectivamente, producto básicamente del alza de los pasajes aéreos que tienen alta ponderación en las canastas de estos quintiles.