Internacional

Familiares de Lula da Silva lo visitan en prisión

Familiares de Lula da Silva lo visitan en prisión

Luís Cláudio da Silva, Sandro Luís da Silva y Lurian Cordeiro da Silva, hijos de Lula, así como un nieto del ex mandatario, llegaron a la sede de la Policía Federal en Curitiba, capital regional del estado de Paraná (sur), en compañía del abogado Cristiano Zanin Martins, según imágenes difundidas por la prensa local.

Mientras, también la víspera organizaciones de derechos humanos y movimientos populares denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la violencia cometida por las policías Federal y Militar contra los manifestantes a favor de Lula el pasado sábado.

Según la ley brasileña, cualquier político con una condena en firme queda inhabilitado para poder presentarse a las elecciones, aunque por el momento, el Partido de los Trabajadores (PT), que lidera Lula, ya ha asegurado que el ex mandatario es su único candidato.

"Hay comprobados riesgos a la población que reside en torno al edificio de la Policía Federal, a los agentes federales y al resto de los integrantes del sistema de Seguridad Pública que viven en las inmediaciones" del recinto en razón de la "invasión" de seguidores de Lula, señalaron.

Los comisarios de la Policía Federal enviaron un oficio interno a la Superintendencia en Paraná, donde una de las salas sirve como celda para Lula, en la que señalan que el traslado es para que haya "mayor seguridad sin causar trastornos a la población y empleados de la fuerza".

Por ahora, está en vigencia la pena de 12 años y un mes de cárcel a la que fue condenado el ex mandatario.

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva cumplió este sábado una semana en prisión y la izquierda sigue sin definir cómo encarar el proceso para las elecciones de octubre, que parece marcado más por la justicia que por la política.

Al menos 30 por ciento de los encuestados dicen que respaldan a Lula para que regrese al puesto que ejerció de 2003 a 2010.

El juez de la Corte Suprema de Brasil Gilmar Mendes denunció que la Operación Lava Jato también tiene casos de corrupción y acusó al magistrado de primera instancia Sergio Moro de creerse superior aplicando un código penal y una constitución paralela. Entonces mejor suprimir la Constitución y aplicar el Código Penal de Curitiba y la Constitución de Curitiba. ¿Ese sujeto habla con Dios acaso?

Mendes se refería a un hábeas corpus del ex ministro preso Antonio Palocci, similar al que presentó Lula la semana pasada, y que tanbién fue rechazado.