Internacional

Rusia acusa a Reino Unido de montaje de ataque químico en Siria

Rusia acusa a Reino Unido de montaje de ataque químico en Siria

Los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), un organismo con sede en La Haya, se reunieron el domingo en Damasco con el vicecanciller sirio, Faisal Mekdad, en presencia de funcionarios rusos y de un alto cargo de seguridad sirio por alrededor de tres horas.

La embajada británica en La Haya denunció poco antes que Siria y Rusia no han autorizado el acceso a Douma de los inspectores de la OPAQ que investigarán y determinarán si se usaron armas químicas en el ataque, si bien no se pronunciarán sobre quién fue el responsable del mismo.

Moscú, gran aliado del régimen sirio, se comprometió a no interferir con el trabajo de la misión de la OPAQ, invitada por las autoridades de Damasco, que negaron toda responsabilidad en relación con el ataque.

"Entendemos que los rusos pudieron visitar el sitio del ataque".

"El régimen sirio tiene reputación de utilizar armas químicas contra su propio pueblo".

El 7 de abril los denominados Cascos Blancos divulgaron informes de que un helicóptero lanzó un barril con una sustancia química sobre la localidad de Duma provocando decenas de muertos y centenares de afectados.

La delegación de la OPAQ envió a un equipo de expertos al lugar el sábado. "Nos preocupa que puedan haberlo alterado con la intención de dañar los esfuerzos de la misión de la OPAQ para llevar a cabo una investigación efectiva", dijo antes del inicio de la reunión en La Haya. Al mismo tiempo, ha afirmado que EE.UU., Reino Unido y Francia no están interesados en la realización de una investigación objetiva en Duma.

Al respecto, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, señaló que primero se produjo un castigo contra Siria y luego se permitió a los inspectores hacer su trabajo.

"(Uzumcu) ha declarado también que el régimen sirio había ofrecido 22 testigos a los investigadores de la OPAQ en Damasco", prosiguió Wilson durante una conferencia de prensa después de la reunión de la OPAQ, dos días después de los ataques sobre emplazamientos militares del régimen de Bashar al Asad. EEUU, Francia y el Reino Unido lanzaron el castigo alegando poseer informes que culpaban al Gobierno sirio del ataque químico.

"A los directores de este espectáculo ni siquiera les incomodaba el carácter absurdo de la situación, ya que Guta Oriental ya estaba prácticamente liberada, mientras que en Duma se había logrado un acuerdo con los últimos grupos armados para proporcionarles acceso a un corredor humanitario seguro con el fin de que salieran a la provincia de Idlib junto con sus familias", ha denunciado el representante.