Internacional

Firman acuerdo contra corrupción en Cumbre de las Américas

Firman acuerdo contra corrupción en Cumbre de las Américas

La VIII Cumbre de las Américas que se celebró hasta el sábado en Perú logró que los 33 jefes de Estado y de Gobierno que se hicieron presentes en Lima, alcanzaran un acuerdo para el combate a la corrupción, tema central de la reunión.

"Hay que incrementar la transparencia en obras públicas y en financiamiento de los partidos políticos así como contar con el compromiso del sector privado en la lucha contra la corrupción", señaló.

"Sabemos que cada uno de los países de la región tienen atributos y desafíos fuertes, sabemos que en el mundo actual los grandes problemas nacionales no podrán ser resueltos, sin una intensa cooperación internacional", anotó.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó el uso político que se le da la lucha contra la corrupción.

Peña Nieto afirmó que bajo este principio su posición refrenda el respaldo de México a los objetivos del Compromiso de Lima que se aprobó de forma unánime a pedido del presidente Vizcarra.

"Reitero la convocatoria para conformar una alianza regional contra la corrupción, que impulse un enfoque preventivo, disuasivo y una política de tolerancia cero frente a los actos corruptos".

Durante las deliberaciones de la Cumbre de las Américas, todos los participantes tuvieron palabras de rechazo a la corrupción y se comprometieron desde sus gobiernos a aportar en la lucha de este mal adoptando el Compromiso de Lima.

Los países incidieron en que deben trabajar en el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática, la transparencia, el acceso a la información, la protección de los denunciantes, los derechos humanos y la libertad de expresión. "Más la mitad de ellos estuvieron representados por su jefe de Estado o por su primer ministro", dijo Vizcarra.

La declaración de Lima incluye además la lucha contra el crimen organizado y el lavado de activos y la recuperación de activos, en los casos en que los recursos financieros salgan de los países afectados. Asimismo, se fortalecerá la cooperación jurídica internacional y los mecanismos interamericanos anticorrupción.

Corrupción, la situación de Venezuela y el asesinato de los tres periodistas del Comercio, en Ecuador, fueron los ejes principales de la VIII edición de la Cumbre de las América.

Así, por ejemplo, el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, calificó de "dictadura" al Gobierno de Cuba, lo que generó la molestia del canciller de ese país, Bruno Rodríguez, quien le respondió señalando que el país norteamericano es intervencionista. En tanto, los presidentes de Argentina, Chile, Colombia y Estados Unidos aseguraron que no reconocerán los resultados de las elecciones en Venezuela.

El presidente Barack Obama utilizó la última cita, en 2015 en Panamá, para reunirse por primera vez con el líder cubano Raúl Castro y tratar de aislar al gobierno venezolano de Nicolás Maduro.