Internacional

Procesan a ex funcionario macrista por "cajonear"expedientes contra Farmacity"

Procesan a ex funcionario macrista por

La denuncia fue presentada el 19 de octubre de 2017 por María Isabel Reinoso, como representante de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), contra Raúl Ramos, cuando se desempeñaba como Secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación.

Raúl Alejandro Ramos, ex secretario de Políticas, Regulación e Institutos del ministerio de Salud, fue procesado por cajonear expedientes y negarse a sancionar a Farmacity, la empresa que fundó y presidió hasta 2015 Mario Quintana, el vicejefe de Gabinete y uno de los colaboradores más cercanos a Mauricio Macri.

"Se tiene por acreditado que en al menos tres expedientes Ramos resolvió tardíamente las sanciones", redactó el juez en la resolución, según informaron fuentes judiciales a El Destape. Luego la fiscal federal Paloma Ochoa lo imputó y se inició una investigación.

La multa contra Farmacity se había generado luego de una inspección que recibió el local ubicado en la avenida Córdoba al 1800, en la Capital Federal, y, según quedó plasmado en el expediente, el caso estaba en el Ministerio de Salud, para ser aprobado, hasta abril de 2017.

Farmacity había sido multada en 2014 por reemplazar a un farmacéutico "sin noticia ni autorización de la autoridad sanitaria nacional" y por utilizar "un libro recetario sin rúbrica o habilitación".

Tigres acaricia Final Femenil tras golear al América
Apenas en el primer ataque de las felinas en la segunda parte, un centro por izquierda de Fabiola Ibarra que no pudo cortar la defensora Marylin Díaz , fue cabeceado por Belén Cruz para decretar la goleada.

Con la llegada de Macri al gobierno, el expediente sancionatorio siguió su curso. "No se dictó la resolución propiciada ni ninguna otra", denunció la COFA.

En la resolución del juez se cita que una persona "con un poder firmado en 2011 por (Mario) Quintana" había solicitado que se levante la sanción. Farmacity pidió que no la sancionaran o que, de aplicarle alguna multa, al menos procedieran a la "eximición de las tablas de rigor" y le impusieran un monto más benévolo. Pero el expediente volvió a paralizarse.

Según la denuncia, el funcionario demoró y se negó a sancionar a la cadena Farmacity. Ramos devolvió el expediente para su archivo o guarda que, según los denunciantes, era una especia de "vía muerta".

En la misma línea el procesamiento alude a que la responsabilidad primaria "se encontraba en cabeza del funcionario Ramos y con el ello el deber de dictar el acto administrativo en los sumarios que habían tenido trámite en los órganos inferiores que intervinieron", concluye.