Salud

Una cucaracha pasó 10 días en el oído de una mujer estadounidense

Una cucaracha pasó 10 días en el oído de una mujer estadounidense

Días después, la mujer sintió una molestia en su oído y descubrió que tenía una cucaracha dentro de él.

"El mes pasado, a mitad de la noche, me desperté sobresaltada. Sentí como si alguien hubiera puesto un trozo de hielo en mi oreja izquierda, pero fue algo mucho peor" contó a un medio local. "Desafortunadamente" su esposo "solo logró sacar dos de las patas puntiagudas".

Una mujer en Florida, Estados Unidos, vivió en carne propia una pesadilla cuando una cucaracha se metió dentro de su oreja mientras dormía, tras lo cual necesitó nueve días y tres médicos para sacarla. Luego, su esposo echó un vistazo y le dijo que definitivamente era una cucaracha.

Encienden en Bolivia llama de los XI Juegos Suramericanos
Por su parte, el Presidente de Odesur expresó satisfacción por estar presente en Tiahuanaco y destacó el trabajo del Gobierno de Bolivia para garantizar los Juegos Suramericanos .

Sin embargo, nueve días después, Holley acude a su médico de familia para una cita de rutina y su médico nota "algún tipo de bloqueo" en su oído; por lo que tuvieron que lavarle la oreja unas cuatro veces, hasta que el doctor retira otra pierna (las cucarachas tienen seis patas) y saca otras seis piezas del insecto.

Ya en la sala de urgencias, los médicos le administraron lidocaína para adormecer la zona y comenzaron a sacar pedazos del insecto creyendo que el problema estaría resuelto. "Sentir una cucaracha en la agonía de la muerte, alojada en una parte muy sensible de tu cuerpo, es algo difícil de explicar".

"El otorrinolaringólogo me colocó una especie de microscopio junto a la oreja". El especialista "extrajo toda la cabeza, el torso superior, extremidades adicionales y las antenas", que la mujer había albergado en su oído durante más de una semana. También me dijo que extraía insectos de los oídos de la gente al menos una vez al mes, y que yo era la segunda persona ese día que lo necesitaba. Según el entomólogo Coby Schal, estas invasiones son más frecuentes de lo que se puede pensar, las cucarachas y las hormigas buscan comida en todas partes y el cerumen del oído humano "puede ser atractivo para los insectos".