Salud

Vivir para donar sangre

Vivir para donar sangre

El australiano James Harrison (81) hizo su última donación de sangre esta semana luego de ayudar a salvar a más de 2.4 millones de bebés luego de que la Cruz Roja de Australia le pidió que parara para no poner en peligro su salud.

En esos años en Australia era muy común la muerte en bebés, derivado de una enfermedad conocida como HDN (Fallecimiento Hemolítico del recién nacido).

Si la madre se ha sensibilizado a la sangre con rhesus positivo, generalmente durante un embarazo anterior con un bebé con rhesus positivo, puede producir anticuerpos que destruyan las células sanguíneas "extrañas" del bebé.

Al cumplir 18 años en 1955, y ser apto para donar sangre, se presentó en las instalaciones de transfusiones de la Cruz Roja Australiana y durante 63 años lo ha hecho regularmente, aún a pesar de su disgusto por las agujas; hasta el día de su última transfusión volteaba la vista para evitar ver las jeringas.

"Cada bolsa de sangre es valiosa, pero la sangre de James es particularmente extraordinaria".

Unos años más tarde, los doctores descubrieron que su sangre contenía el anticuerpo que podría usarse para crear inyecciones Anti-D, por lo que decidió usar las donaciones de plasma sanguíneo para ayudar a la mayor cantidad de gente posible.

Todas las veces que Tommy Mottola ha sorprendido a Thalía con regalos
En su cuenta de Instagram, Thalía le respondió a su marido con un tierno video en el que se ve a la familia junta. Tommy fue el encargado de captar este inolvidable momento y compartirlo en su perfil de Instagram.

Los médicos esperan que esta historia anime a más personas a ser donantes de sangre, y que con suerte, haya otro James Harrison entre ellos. "Decir que estoy orgullosa de James (mi padre) es insuficiente", escribió la hija de Harrison, Tracey Mellowship, en Facebook, señalando que había necesitado una inyección anti-D en 1992, después del nacimiento de su primer hijo. Las donaciones de sangre le salvaron la vida, así que se comprometió a convertirse en donante.

Cuando tenía 14 años le fue retirado un pulmón.

El Anti-D, que se desarrolla con los anticuerpos de Harrison, previene que las mujeres con sangre Rh negativa produzcan anticuerpos RhD durante el embarazo. Desde 1967, se han emitido más de tres millones de dosis de Anti-D a madres australianas con tipos de sangre negativos.

"Eso resultó en que mi segundo nieto naciera sano", relató Harrison. "Y te hace sentir bien saber que salvaste una vida allí, y salvaste muchas más y eso es genial", añadió.

El descubrimiento de los anticuerpos de Harrison fue un absoluto hecho revolucionario, según dijeron funcionarios australianos. Y por eso, Harrison es considerado un héroe nacional en su país. En 1999, fue galardonado con la Medalla de la Orden de Australia en reconocimiento a sus logros.

"Se vuelve bastante humillante cuando dicen 'oh, has hecho esto o lo has hecho o eres un héroe'", dijo Harrison. "Es uno de mis talentos, probablemente mi único talento, es que puedo ser un donante de sangre". Y no hay un límite superior de edad para la donación de sangre, siempre y cuando esté bien sin restricciones o limitaciones a sus actividades, señala el sitio Donate Blood.