Deportes

Ultras invaden un entrenamiento del Sporting y agreden a los jugadores

Ultras invaden un entrenamiento del Sporting y agreden a los jugadores

El fútbol portugués recibió un fuerte sacudón este martes cuando un grupo de hinchas logró irrumpir en el predio de entrenamiento del Sporting Lisboa y agredió al cuerpo técnico y a los jugadores, entre los que se encuentran los argentinos Marcos Acuña y Rodrigo Battaglia, dos de los 35 preseleccionados por Jorge Sampaoli para integrar la lista mundialista.

Según los medios portugueses, unos 50 individuos acudieron a la Academia del Sporting, situada en Alcochete (afueras de Lisboa), y forzaron la seguridad del lugar antes de agredir a los jugadores y causar destrozos en las instalaciones.

Durante el ataque, que duró unos 15 minutos según los medios portugueses, los ultras activaron las alarmas anti-incendio con la ayuda de bengalas y golpearon al personal con cinturones.

Sporting emitió un comunicado en el que condenó lo que consideró como "actos de vandalismo y agresiones a nuestros jugadores, técnicos y personal". "Tomaremos todas las diligencias para apuntar cabales responsabilidades por lo que sucedió y no dejaremos de exigir el castigo de quien actuó de esta forma absolutamente lamentable".

En las redes sociales se puede ver una foto del internacional holandés Bas Dost con una herida en la cabeza y videos con los vestuarios destrozados. También el DT, Jorge Jesús. Tras la agresión, se suspendió el entrenamiento y varias personas fueron arrestadas por la policía.

Algunos jugadores dieron entender que podrían abandonar el club debido al ataque, hipótesis confirmada por el sindicato de jugadores.

Jesus no podrá sentarse en el banquillo el próximo domingo en la final de la Copa de Portugal ante el Desportivo das Aves, la única oportunidad que tiene el Sporting de hacerse con un título este curso y en la que parte como favorito.

Los resultados deportivos han desencadenado una grave crisis en el club lisboeta desde principios de abril.

El club lisboeta vivió otro momento tenso esta temporada después del partido en casa del Atlético de Madrid, en los cuartos de final de la Liga Europa, que perdió por 2-0 y en el que a Bruno de Carvalho no le agradó el desempeño de sus jugadores.