Tecnología

Un asteroide se desintegra sobre África

Un asteroide se desintegra sobre África

Hace un año que la NASA presentó el sistema Scout, capaz de encontrar los asteroides relativamente pequeños -inferiores a 30 metros- unos días antes de que puedan colisionar contra la Tierra. Cuando se detectó por primera vez, el asteroide estaba tan lejos como la órbita de la Luna, y aunque la falta de datos de seguimiento impidió predecir con exactitud su caída en la Tierra, se calculó una franja de posibles ubicaciones desde el sur de África hasta Nueva Guinea, explican en el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), explicó que a primera hora de la tarde del sábado se informó de una brillante bola de fuego sobre Botswana, África, la cual coincide con la trayectoria prevista del asteroide.

El asteroide del sábado fue descubierto por Catalina Sky Survey, financiado por la NASA, ubicado cerca de Tucson y operado por la Universidad de Arizona.

Finalmente, el 2018 LA entró en la atmósfera de la Tierra a una velocidad de 17 kilómetros por segundo a las 5.44 de la tarde hora peninsular y se desintegró a varios kilómetros sobre la superficie creando una bola de fuego brillante que iluminó el cielo de la tarde. El evento fue presenciado por varios observadores y fue captado en webcam. "El descubrimiento del asteroide 2018 LA es solo la tercera vez que se descubre que un asteroide está en una trayectoria de impacto". Sin embargo, dado que se determinó que el asteroide era muy pequeño y, por lo tanto, inofensivo, la NASA no emitió más alertas de impacto.

Funcionarios de la NASA señalaron que la premura entre los científicos y los observadores de asteroides fue un buen ejercicio de entrenamiento.

La Unión Astronómica Internacional confirmó que el asteroide impactó la atmósfera sobre el sur de África.

"Es un objeto de mucho menor tamaño del que nos corresponde detectar y advertir", dijo la oficial de defensa planetaria de la NASA, Lindley Johnson.

La agencia espacial estadunidense detalló que el primer evento de este tipo fue el impacto del asteroide de cuatro metros, 2008 TC3, que iluminó el cielo antes del amanecer al norte de Sudán el 7 de octubre de 2008, el cual se descubrió 19 horas antes del impacto.