Tecnología

La NASA revelará nuevos descubrimientos del Curiosity Rover — Exploración en Marte

La NASA revelará nuevos descubrimientos del Curiosity Rover — Exploración en Marte

Las muestras, provenientes de rocas de 3.500 millones de años, fueron recolectadas a 5 centímetros de profundidad en la base del monte Sharp, en el interior del cráter Gale, que se estima fue un lago.

"Con estos nuevos hallazgos, Marte nos dice que mantengamos el curso y sigamos buscando pruebas de vida", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica en la sede de la NASA, en Washington. "Estoy confiado que las misiones actuales y planeadas descubrirán aún mayores cosas del Planeta Rojo", aseguró.

"Hay tres posibles fuentes para el material orgánico", comentó la astrobióloga Jennifer Eigenbrode, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la Nasa en Maryland.

La científica explicó que a pesar de que la superficie de Marte es "inhóspita" hoy en día, los indicios apuntan a que, en el pasado remoto, el clima marciano permitió que el agua líquida, un ingrediente esencial para la vida tal y como la conocemos, se agrupara en la superficie.

El vehículo Curiosity también encontró evidencia de variaciones estacionales en las emisiones de metano, lo que indica que la fuente de este gas -que a menudo es una señal de actividad biológica- proviene del planeta y podría almacenarse en las placas de hielo debajo de la superficie. Este nuevo resultado muestra que los bajos niveles de metano dentro del Cráter Gale, que es uno de los puntos de exploración del Curiosity, alcanzan su punto máximo en los cálidos meses de verano y disminuyen en el invierno cada año.

En el mismo número de Science el grupo del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, coordinado por Christopher Webster, describe las primeras oscilaciones del nivel del metano.

"Lo que hacen las detecciones orgánicas en la roca es fortalecer la probabilidad de habitabilidad".

Ahora, si la idea de vida en Marte es como la de las películas, prepárese para decepcionarse, ya que si se confirmara que estas moléculas son nativas del planeta, lo más probable es que hayan sido alimento de alguna vida microbiana.

Encontrar metano en la atmósfera y carbono antiguo preservado en la superficie les da a los científicos la confianza de que el rover Mars 2020 de la NASA y el rover ExoMars de la ESA (Agencia Espacial Europea), dos misiones próximas a lanzarse, encontrarán aún más compuestos orgánicos, tanto en la superficie como en el subsuelo superficial.