Deportes

Màxim Huerta resta importancia a sus tuits antes de ser ministro

Màxim Huerta resta importancia a sus tuits antes de ser ministro

Una de las sorpresas del nuevo gabinete español liderado ahora por el socialista Pedro Sánchez, fue el nombramiento del escritor, periodista y presentador Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deporte; no solo por su trayectoria alejada de los escenarios deportivos, si no por una serie de tweets que salieron a la luz en donde Huerta había manifestado su poca afinidad con el tema. "De la mezcla de miedo, ganas e ilusión sale lo bueno", comentó.

Sin embargo, Del Bosque habría rechazado el ofrecimiento para convertirse en el sucesor de José Ramón Lete, en el cargo desde noviembre de 2017, según ha podido saber LaSexta.

"No tuve ninguna tentación de borrarlos". No tengo que borrar ningún tuit. "Pertenecen a algún momento que no tienen nada que ver con la política actual".

Reanudaron la búsqueda de los desaparecidos por la erupción del volcán Fuego
La esperanza es que el perro ayude a encontrar a su amo, quien desapareció cuando se transportaba en una ambulancia. También se pidió la destitución de la ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, y de Morales.

La principal crítica que el ya ministro ha recibido estos días es porque proviene del mundo de la televisión lo que, según algunos, inhabilita al periodista para ejercer la responsabilidad y la seriedad que se presume en una persona que ocupa ese cargo.

A Màxim Huerta le traicionaron los nervios durante su intervención en el programa La Sexta Noche. "No lo soñé, no lo pensé", ha respondido él a su exjefa. Así las cosas, nadie esperaba al titular de Cultura en el Paseo de Coches del madrileño Parque del Retiro, por lo que la sorpresa ha sido mayúscula cuando ha aparecido, sin previo aviso oficial, para hacer una visita "improvisada" a eso de las 13 del mediodía.

A falta de anuncios definitivos tras el primer consejo del gabinete que se celebra este viernes, el ministro de Cultura y Deportes, Màxim Huerta, ha comentado que los responsables de instituciones de gestión exitosa y estable como el Museo del Prado mantendrán a sus actuales titulares.