Internacional

Termina G7 con 'berrinche' de Trump

Termina G7 con 'berrinche' de Trump

"El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, actuó de forma tan mansa y moderada durante nuestras reuniones en el G7 solo para dar una rueda de prensa después de que me marché diciendo que 'los aranceles de Estados Unidos eran una especie de insulto' y que 'él no iba a ser avasallado'".

Es necesario recordar que antes de estas declaraciones, el primer ministro canadiense dijo que su país impondrá "sin ninguna duda" represalias comerciales a EE.UU. a partir del 1 de julio. Trudeau, sin embargo, ha dicho que "con absoluta certeza" responderá a los impuestos aduaneros de su vecino.

Estados Unidos acusó este domingo a Canadá de "traición" durante la cumbre del G7, que terminó en un fiasco tras el giro de Donald Trump contra sus aliados a los que amenazó con nuevos gravámenes comerciales.

Poco después de que Trudeau dijera que estaba "feliz de anunciar que hemos dado un comunicado conjunto de los siete países" indicando que Estados Unidos había firmado, Trump anunció que Estados Unidos daría marcha atrás a su decisión y no firmaría la declaración después de todo.

En el texto se mencionan como motivos de preocupación los excesos de producción de acero, el peligro de excesos en el desarrollo de aluminio y de productos de alta tecnología, por lo que se manifiesta una necesidad de evaluar las reglas del comercio internacional y la posibilidad de que haya que modificarlas para garantizar la igualdad de condiciones. Aprovechó las horas muertas a bordo del Air Force One, en el que viajaba rumbo a Singapur, donde previsto reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-un, para despacharse a gusto con Trudeau, al que acusó de ser "sumiso", "deshonesto" y "débil".

Trump retiró su apoyo al acuerdo del G7
Trump dinamita la reunión del G-7 poco después de anunciar un acuerdo de mínimos

Trump, además, ordenó a sus funcionarios "retirar" el apoyo de EE.UU.al comunicado final a pesar que ya había sido firmado por todas las delegaciones de los países del G7.

El pasado jueves, durante una rueda de prensa con Trudeau en Ottawa, el presidente francés dijo, refiriéndose a Trump, que ningún líder "vive para siempre", apuntando a que su estancia en la Casa Blanca terminará y las relaciones entre Estados Unidos y el resto de sus aliados volverán a la normalidad. "¿Por qué debería, como presidente de Estados Unidos, permitir que otros países continúen generando enormes superávits comerciales, como lo han hecho por décadas, mientras que nuestros agricultores, trabajadores y contribuyentes pagan un precio tan grande e injusto?", agregó. No obstante, antes de dejar Canadá ha advertido con seguir restringiendo el comercio con naciones que según considera han tratado injustamente a Estados Unidos.

"El primer ministro no ha dicho nada que no haya dicho anteriormente, tanto en público como en conversaciones privadas con el presidente Trump", ha afirmado la oficina del mandatario canadiense en un comunicado publicado en Twitter. "Los canadienses, nosotros somos amables, pero tampoco seremos presionados", aseguró.

En la conferencia de prensa de cierre del G-7 Trudeau también desmintió a Trump sobre las negociaciones del TLCAN.